Esper le pide al “mundo libre” que rechace “la influencia maligna” del EPL de China

26 de agosto de 2020

26 de agosto de 2020 – El secretario de la Defensa de EU, Mark Esper (uno de los orates del “Club de los cinco” junto con Mike Pompeo, como les llamaban en su época de estudiantes de West Point) invoca las imágenes de la Guerra Fría contra la unión Soviética en un artículo de opinión que publicó el Wall Street Journal, en donde dice que el Ejército Popular de Liberación no es un ejército de china, sino el brazo armado del Partido Comunista de china. “Un EPL más capaz es una fuerza armada más capaz de adelantar la visión interna del partido, el sistema internacional unilateral que Pekín desea, y un programa económico y de política exterior que a menudo es adverso a los intereses de Estados Unidos y nuestros aliados”, escribe Esper. “En consecuencia, todas las naciones que busquen la prosperidad y la seguridad de un orden libre y abierto deben de considerar cuidadosamente las implicaciones de las solicitudes del EPL para tener acceso al entrenamiento y la tecnología”, agrega. Sostiene que la modernización del EPL “es una tendencia que debe estudiar el mundo y prepararse para ella, del mismo modo en que Estados Unidos y Occidente estudiaban y abordaban la cuestión de las fuerzas armadas soviéticas en el siglo 20”.

Esper reitera la estrategia de Estados Unidos para contener a china, y hace un llamado “a todos los países a que examinen –y consideren restringir— sus relaciones con el EPL para asegurarse de que no estén ayudando a avanzar al programa maligno del Partido Comunista para nuestro detrimento colectivo”.

“Esta semana viajaré a Hawái, Palau y Guam para reunirme en persona y de manera virtual con mis homólogos y otros dirigentes de toda la región para transmitir la importancia de estos esfuerzos y nuestro compromiso con un Indo-Pacífico libre y abierto”, concluye Esper. “Las naciones que valoran la libertad, los derechos humanos y el imperio de la ley, deben mantenerse unidos para contrarrestar el papel coercitivo del EPL en los intentos agresivos del Partido Comunista Chino para socavar la soberanía de las naciones”.