La Unidad de Innovación del Departamento de Defensa de EU, dice que tiene que impedir que China siente un precedente en la Luna

24 de agosto de 2020

24 de agosto de 2020 — El Departamento de Defensa asume que su misión en el espacio, va más allá de la mera defensa de los satélites estadounidenses de baja órbita terrestre. La revista SpaceNews reportó que el informe emitido el mes pasado por la Unidad de Innovación de Defensa (DIU, por sus siglas en inglés) creada durante el gobierno de Obama para “sacar ventaja” de la tecnología de punta del Silicon Valley en el Departamento de Defensa, alega que la misión de las fuerzas armadas debe extenderse hasta la Luna, a fin de impedir que China defina el futuro del hombre en el espacio. El general de brigada Steven Butow, director del portafolio espacial de la DIU, dijo que al Pentágono le preocupa la posibilidad que China establezca una presencia en la Luna antes que Estados Unidos, y trate de fijar las reglas de comportamiento internacional en el espacio. En el marco de la conferencia virtual Ascend, organizada por el American Institute of Aeronautics and Astronautics (Instituto Estadounidense de Aeronáutica y Astronáutica), Butow declaró el 19 de agosto que “la competencia es algo bueno, pero ojalá que hayan oportunidades para la cooperación en el uso del espacio”. Butow sostiene que las leyes se establecen en base a precedentes, y por ende Estados Unidos debería sentar el precedente y no China.

De acuerdo a SpaceNews en el informe del DIU figura que: “Conforme se expande la actividad espacial más allá de la órbita geosincrónica, la nación que cuente primero con la infraestructura de transporte y la capacidad logística que cubra el GEO y el espacio cislunar, contará con una capacidad superior para ejercer control del espacio cislunar y en particular de los puntos Lagrange y los recursos de la Luna”. Y añade que el control de recursos tales como el hidrógeno y el oxígeno para propulsores, será esencial para “hacer posible el desarrollo comercial del espacio en general”.

El informe que promueve el DIU dice también que la participación de Estados Unidos en una economía cislunar “requerirá de una presencia militar que garantice la seguridad y la estabilidad”. Tal responsabilidad recaerá supuestamente en la Fuerza Espacial de Estados Unidos, cuyo servicio sería el de “vigilancia, respaldo a la navegación, y la ayuda que sea necesaria”.