China toma la decisión histórica de llegar a ser 70% autosuficiente en la producción de circuitos integrados

23 de agosto de 2020

22 de agosto de 2020 – El Consejo de Estado de la República Popular de China anunció una serie de medidas para dejar de importar el 70% de sus circuitos integrados (CI) y chips, y reducir esa proporción al 30%, hasta llegar a ser autosuficiente en un 70% de sus circuitos integrados, informó el jueves 20 el diario China Daily.

Irónicamente, la cruzada del secretario de Estado de EU, Mike “arrebatado” Pompeo, para debilitar a la empresa china Huawei, podría producir un resultado que va a lamentar mucho. Pompeo y el secretario de Comercio de EU, Wilbur Ross, emitieron sendas directivas, como parte de las sanciones, con el fin de impedir que Huawei compre semiconductores CI de compañías estadounidenses, tales como el gigante Intel, y también de los fabricantes de Ci de cualquier país que utilice partes, diseños o productos estadounidenses, para chantajear a cualquier compañía del mundo e impedir que abastezcan a Huawei con sus CI u otros bienes. Esto lo ingeniaron con el fin de quebrar a Huawei hasta destruirla.

Pero lo que ha sucedido es que China ha acelerado su desarrollo propio avanzado de chips, como parte de su programa “Hecho en China 2025”, para fomentar avances en las industrias de alta tecnología, que también incluye a los ferrocarriles y la industria aeroespacial. Las compañías chinas de semiconductores y CI como Willsemi, Semiconductor Manufacturing International, y Wingtech, ya han hecho grandes avances.

Las decisiones programáticas en China se debaten primero en la Comisión de Desarrollo Nacional y Reforma, en donde los debates pueden durar meses. Luego las decisiones se llevan al Consejo de Estado, que actualmente preside el Premier Li Keqiang. Después de otra ronda de debates, si se aprueban, se convierten en programas y políticas oficiales de China. Se moviliza entonces el financiamiento y el apoyo tecnológico, incluyendo a las universidades. La aprobación del Consejo de Estado, de alcanzar la autosuficiencia de China en un 70% en la fabricación de CI, significa que este programa se va a acelerar.

China tiene que hacer todavía avances tecnológicos para desarrollar su propio sistema de litografía ultravioleta extrema (EUV, por sus siglas en inglés), una tecnología que ofrece los aspectos más avanzados en chips, que se ha vuelto una prioridad en China. Si se concentra en ese programa, tendrá éxito, para el disgusto de los amos británicos de su pieza en Washington, Pompeo.