Pompeo “el arrebatado” pretende poner en ejecución las viejas sanciones de la ONU contra Irán, aunque se oponga el mundo

23 de agosto de 2020

22 de agosto de 2020 – El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, por lo visto cree que el mero hecho de haber entregado una carta al Consejo de Seguridad Nacional de la ONU, como hizo el jueves 20, significa que las sanciones de la ONU contra Irán —que se levantaron luego de que se firmó el acuerdo nuclear con Irán— se volverán a imponer automáticamente dentro de 30 días y por lo tanto serán obligatorias de nuevo. Cuando le preguntó un periodista si Estados Unidos sancionaría a Rusia y a China en caso de que estos ignoren la postura de Estados Unidos, de que supuestamente las sanciones de la ONU se han reimpuesto automáticamente, dijo de manera presuntuosa: “Cuando se violan las sanciones que impone Estados Unidos, nosotros las hacemos valer. Cuando se violan las sanciones que impone la ONU, nosotros vamos a hacer todo lo que podamos para hacerlas valer también”.

Pompeo alega que el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPA, por sus siglas en inglés) —el llamado “acuerdo nuclear”, firmado en 2015 por Irán, Alemania, Francia, el Reino Unido, Estados Unidos, Rusia y China— no es un tratado, sino un mero acuerdo político entre los dirigentes de las naciones que en su momento lo firmaron. “Los compromisos que adquirió cada uno fueron mutuos”, dijo. “Hoy los iraníes no están cumpliendo con los compromisos políticos que hicieron, y el Presidente Rouhani dice que el E3 [los 3 países europeos que lo firmaron, Alemania, Francia y el Reino Unido] tampoco lo está cumpliendo”.

Pero todo mundo sabe que Irán no está cumpliendo en respuesta al hecho de que Estados Unidos no está cumpliendo. “Esos son un conjunto de acuerdos políticos”, dijo Pompeo. “Son diferentes y aparte de la Resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU. La Resolución 223  del Consejo de Seguridad de la ONU es bien clara. Dice que ese grupo de Estados tiene el derecho a volver a imponer” las sanciones. Sin embargo, lo que dice claramente la resolución es que el texto del JCPA se ha incorporado plenamente a la resolución 2231, lo cual lo convierte en un asunto de derecho internacional, cosa que Pompeo pasa por alto completamente, o se hace el loquito.