Dirigentes caribeños se mostraron indignados por el ataque del Departamento de Estado a los médicos cubanos

7 de julio de 2020

7 de julio de 2020 – Funcionarios de varios gobiernos caribeños así como diplomáticos de la región se mostraron indignados por las declaraciones del secretario de Estado, Mike Pompeo, que dijo que los médicos cubanos que están desplegados en el extranjero no son más que trabajo forzado, que sufren el abuso de su gobierno, y que los gobiernos que invitan a esos profesionales médicos a sus países serán implicados en “tráfico de personas”. El senador republicano de Florida, Rick Scott, introdujo un proyecto de ley (llamada “Ley de Recorte de ganancias al régimen cubano” para codificar las acusaciones de Pompeo y castigar a los países que trabajan con los cubanos.

El diario Florida Daily informó el 25 de junio que el Primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne, respondió a estas amenazas con la declaración de que “durante más de 30 años hemos empleado especialistas cubanos… Sugerir que el empleo de los servicios de los profesionales cubanos es una forma de trabajo forzado y por lo tanto tráfico de personas, que no es verdad, nosotros no lo aceptamos”. El embajador de Antigua y Barbuda en Estados Unidos, sir Ronald Sanders, agregó que “los países caribeños no tienen ninguna base para creer que el personal médico sea ‘trabajo forzado’ ”.

El 21 de junio, los 11 miembros de la Organización de Estados Caribeños Orientales emitieron una declaración donde atacan la ley propuesta por el senador Scott y refutan los alegatos contra los doctores cubanos. Por parte de la más amplia organización de la Comunidad Caribeña (Caricom, por sus siglas en inglés) no ha habido una respuesta unificada en público, probablemente debido al hecho de que algunos gobiernos temen una declaración pública pudiera perjudicar su relación con Estados Unidos. Pero dirigentes individuales si han respondido.

El mismo Florida Daily cita a Ronald Sanders, quien contrastó la positiva ayuda médica cubana con la “extraordinaria indiferencia a la crítica emergencia de salud pública que enfrentan todos los países caribeños” que exhibe la propuesta del senador Scott. “La presencia del personal médico cubano ha hecho una enorme diferencia beneficiosa… en el control de la COVID-19 y su propagación. No es exagerado decir que sin el personal médico cubano, el sistema médico de varios países caribeños se hubiera colapsado”.

adidas superstar damen glitzer silber