Reserva Federal de EU promete liquidez a perpetuidad a la banca insolvente

3 de julio de 2020

3 de julio de 2020 — El 1º de julio, la Reserva Federal de EU publicó las minutas de la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) del 9 y 10 de junio pasado; el FOMC es la entidad que supervisa las operaciones de la Reserva Federal. El informe toma nota del hecho de que “los participantes comentaron que todavía hay una cantidad extraordinaria de incertidumbre y riesgos considerables en la perspectiva económica”. Por lo tanto, se decidió no solo que se mantendrán las tasas de interés en cero, y que la Reserva Federal continuará con su “emisión cuantitativa” de dinero inorgánico para entregarlo a los bancos insolventes, sino que la Reserva deberá prometer que seguirá con esa política hiperinflacionaria lunática a perpetuidad.

Esta promesa la hizo la Reserva Federal, siempre en su jerga monetarista, como una “orientación adelantada”, mediante lo cual le dice a los mercados lo que tiene contemplado hacer, para asegurarse de que no cunda el pánico y que nadie trate de tirar al otro por la borda en la competencia.

En las minutas se señala la necesidad de “una política monetaria sumamente acomodaticia por un buen tiempo”. Más aún, las minutas destacan que “el Comité debe comunicar una forma más explícita de orientación adelantada para la trayectoria de las tasas de los fondos federales y ofrecer más claridad en cuanto a las compras de los valores de la Tesorería y [los valores respaldados en hipotecas] de la agencia, en cuanto haya disponible más información sobre la trayectoria de la economía”. La agencia Reuters resumió las minutas de la siguiente manera: “Los funcionarios de la Reserva Federal anticipan que Estados Unidos sufrirá la peor recesión económica desde la Segunda Guerra Mundial, y no tienen la intención de dejar de proporcionar estímulos en el futuro previsible”.

Por lo pronto, los mercados de valores siguen en ascenso gracias al favor de los bancos centrales que alimentan la burbuja especulativa.

El índice DAX en Alemania ya rompió la marca histórica de los 12,500 puntos, cerrando en 12,600. Como ya se hace costumbre, este logro se debió al dinero del Banco Central Europeo (BCE) que según su informe semanal, le compró a los bancos 39,000 millones de euros en papeles de diverso tipo, en línea con su programa de compra de activos, y además prestó 563,000 millones de euros en base a su programa TLTRO para operaciones de financiación a plazo más largo.

Los analistas de JP Morgan estiman que los bancos centrales van a tener que inyectar otros $4 billones de dólares más en liquidez al sistema bancario durante los próximos meses para financiar el endeudamiento de los gobiernos en Estados Unidos, el Reino Unido, la Unión Europea y Japón.

En la burbuja del mercado de valores, la arbitrariedad en los precios de las acciones se ejemplifica mejor en el caso de Tesla. Según las cifras de la agencia Bloomberg, Tesla tiene un valor en el mercado de valores superior al de Toyota, de tal modo que es el fabricante de automóviles con la mayor capitalización en el mercado, con $207,200 millones de dólares, mientras que Toyota vale en el mercado de valores $201,900 millones de dólares. Sin embargo, en 2019 Tesla vendió menos de 400,000 autos, y Toyota vendió 10.7 millones de automóviles. O sea, el valor de Tesla en el mercado de valores no tiene nada que ver con la realidad física, dado que el mercado de autos eléctricos seguirá siendo mínimo en el futuro previsible.