Representante de Estados Unidos en las pláticas de desarme con Rusia en Viena hace una payasada contra China

25 de junio de 2020

24 de junio de 2020 – El Enviado Presidencial Especial de Estados Unidos para el Control de Armas, Marshall Billingslea, y el viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Ryabkov, estaban citados para iniciar el lunes 22 en Viena, Austria, las negociaciones sobre el futuro del control de armas entre Estados Unidos y Rusia. Pero antes de que se iniciara la reunión, Billingslea montó una payasada con relación a la ausencia de China, que no tenía por qué estar presente. Alrededor de la mesa de negociaciones, Billinslea había colocado varias sillas vacías con la bandera de China sobre la mesa frente a casa silla. Luego, antes de que se iniciara la reunión, tuiteó “China no vino”, y luego otro tuit, con la foto de las sillas vacías frente a las banderas chinas: “Pekín se esconde todavía detrás de la #GranMuralladeSecretismo sobre su programa acelerado de desarrollo nuclear, y de muchas otras cosas más”. Con esa payasada la delegación estadounidense convirtió la reunión en una burla, dejando la perspectiva de que no esperan llegar a nada, sino solo presentar sus demandas lunáticas.

El director del departamento de control de armamento del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Fu Cong, respondió al incidente con un tuit: “¡Que escena tan curiosa! ¡Exhibir banderas nacionales chinas en una mesa de negociación sin el consentimiento de China! ¡Buena suerte a la extensión del Nuevo START! Me preguntó ¿Qué tan BAJO pueden caer?” La Misión Permanente de China en Viena agregó un tuit: “¿Arte escénico de EU?”.

A una pregunta sobre la payasada de Billingslea, el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, dijo durante su rueda de prensa diaria que “es poco serio, poco profesional y poco atractivo que Estados Unidos trate de llamar la atención de esta manera”. Y agregó que China “exhortamos a Estados Unidos a que deje de jugar con esos trucos sosos, y que responda con seriedad al llamado de Rusia para extender el Nuevo START [Tratado de Reducción de Armas Estratégicas] y comience pláticas serias y sinceras sobre esto. Yo creo que esto también responde a las aspiraciones comunes de la comunidad internacional”.

Y finalmente, señaló: “Y de paso, las ‘banderas chinas’ sobre la mesa de negociaciones estadounidense parece que tienen un estampado equivocado. Esperamos que ciertas gentes en Estados Unidos puedan hacer su tarea bien hecha y mejoren sus conocimientos generales para evitar convertirse en el hazmerreir de todo mundo”.

Finalmente, trascendió que luego de iniciada la reunión formal se extendió por 10 horas, después de las cuales Billingslea tuiteó “Primera ronda de las pláticas de Viena muy positivas. Discusiones detalladas sobre toda la gama de temas nucleares. Se iniciaron grupos de trabajo técnicos. En principio hubo acuerdos para una segunda ronda”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, emitió una declaración al final en la que establece que: “Siguiendo las instrucciones de los presidentes de los dos países, las delegaciones continuaron la discusión sobre el futuro del control de armamentos, así como la extensión del Tratado START y mantener la estabilidad y predictibilidad en el contexto de la terminación del Tratado INF [Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio] así como el diálogo amplio sobre la resolución de los problemas de seguridad internacional”.