Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

La gran intervención de Putin es mucho más que una historia de la Segunda Guerra Mundial

23 de junio de 2020
putin-june22-2020.jpg
El Presidente de Rusia, Vladimir Putin, hace una ofrenda en la Tumba del Soldado Desconocido el 22 de junio de 2020, para conmemorar a quienes murieron durante la Gran Guerra Patriótica, en el Jardín Alexander de Moscú (foto: en.kremlin.ru).

23 de junio de 2020 – En medio de una profunda crisis múltiple que amenaza la existencia de las naciones modernas y de la institución misma del Estado nacional soberano, es de suma importancia poner atención al extenso artículo “75th Anniversary of the Great Victory: Shared Responsibility to History and our Future” (75 años de la Gran Victoria: una responsabilidad compartida ante la historia y el futuro) https://mundo.sputniknews.com/75-victory-news/202006191091806005-75-anos-de-la-gran-victoria-una-responsabilidad-compartida-ante-la-historia-y-el-futuro/ del Presidente de Rusia, Vladimir Putin, publicado en inglés el 19 de junio en la revista The National Interest. El Presidente de Rusia nos recuerda de sus recuerdos de familia, de lo que debió haber sido encontrar una fuerza de millones de soldados alemanes, muy bien armados, mecanizados y sumamente bien entrenados que atacando a través de todas ls fronteras en junio de 1940 y ocupando por la fuerza a Rusia rápidamente, y luego, durante años de privaciones increíbles y muerte y determinación, encontrar una salida de esa crisis de existencia nacional, para encontrar eventualmente a las tropas estadounidenses en el Río Elba al final de la guerra.

Putin escribe primero como dirigente de un país que ha sido “maltratado vilmente” con los intolerables intentos recientes —incluso oficialmente por la Unión Europea— de culpar a la Unión Soviética junto con los nazis de Hitler y sus partidarios en Europa por causar la Segunda Guerra Mundial. Putin deja las cosas en claro y pone el punto sobre las íes. Ya comenzaron a publicar reseñas en los medios europeos, de Estados Unidos y Australia, en donde se informa de los archivos documentales voluminoso que tiene Rusia sobre los acontecimientos diplomáticos que llevaron a la guerra que le costó a la Unión Soviética más de 25 millones de muertos.

El colaborador de la revista Forbes, James Rodgers, escribió en la misma el 21 de junio: “¿Por qué, 75 años después de que terminó el conflicto, y en un mundo muy diferente, esto importa tanto?”

La primera respuesta es la escala del sacrificio de Rusia. El número de militares y civiles soviéticos muertos se estima generalmente que superó los 20 millones. En su artículo, Putin señala “casi 27 millones”, y destaca como comparación que en la Segunda Guerra Mundial: “La URSS perdió uno de cada siete de sus ciudadanos, el Reino Unido perdió uno en cada 127, y Estados Unidos perdió uno de cada 320”. En el blog noticioso Moon of Alabama, que trata principalmente temas militares y de inteligencia, uno colaborador escribió: “Como alemán y ex oficial que ha leído bastante sobre la guerra, estoy de acuerdo con la opinión rusa. Fue la poco reconocida potencia industrial de la Unión Soviética y la extraordinaria dedicación de los soldados del Ejército Rojo lo que derrotó a las fuerzas armadas alemanas…. No he encontrado ninguna falla con los hechos históricos en el ensayo y recomiendo que sea lea íntegro”.

La reseña que publicó la agencia Associated Press sobre el artículo de Putin, cita su conclusión esencial: “Él expresa su esperanza de que la cumbre que propone Rusia de los dirigentes de los países que tienen poder de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU se pueda llevar a cabo pronto, para discutir la seguridad global y las consecuencias económicas de la pandemia del coronavirus junto con otros asuntos. ‘No puede haber duda de que la cumbre de Rusia, China, Francia, Estados Unidos y el Reino Unido puede jugar un papel importante para encontrar las respuestas comunes a los desafíos modernos’ ”. El otro tema implícito de Putin, es que Rusia es una nación sumamente difícil de derrotar cuando se defiende; pero no quiere librar ninguna guerra de agresión, mucho menos una guerra contra Europa o Estados Unidos.

El artículo del Presidente Putin aborda directamente esta crisis múltiple, de la crisis financiera y decadencia económica, la pandemia, la hambruna, el caos social y el jacobinismo, así como la muy clara amenaza cada vez mayor de guerra entre las superpotencias nucleares. Él propone que los dirigentes de esas superpotencias se reúnan ya, con un orden del día sobre la recuperación económica global y programar una ofensiva global y coordinada contra la pandemia, en especial ahora que se extiende por los países en desarrollo. Y hace el llamado para hacerlo con un sentido de lo que es la verdadera historia humana.

Nosotros diríamos: hagan a un lado a los imperialistas de Londres para poder hablar en serio, ya sea del desarrollo económico de las naciones en desarrollo, o de salvar vidas frente a las enfermedades, o evitar la guerra. Mejor una cumbre solo de las cuatro potencias como ha instado Helga Zepp-LaRouche, con los dirigentes de Estados Unidos, China, Rusia e India, para iniciar un nuevo sistema de crédito, un Nuevo Bretton Woods.