Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Otra maniobra geopolítica del Pentágono en el espacio; hay que cancelarla con la cumbre de las Cuatro Potencias

22 de junio de 2020

22 de junio de 2020 – La amenaza de la geopolítica británica continúa incesasante, de tal modo que podemos ver como es que todos los aspectos de la realidad actual, desde el combate a la pandemia del coronavirus hsta la exploración espacial, se quiere presentar como una cuestión de “nosotros contra ellos”, que es precisamente la fórmula que se aplica en el típico juego británico para ejercer el control de todos los actores, poniendo a pelear a todos contra todos. Ahí tenemos el caso extremo de los belicistas más dementes del Departamento de Defensa de Estados Uidos (acutando bajo la franquicia de los círculos geopolíticos británicos) que están lanzados contra China y siguén sus ataques a Rusia también. Ahora han publicado un documento titulado “Estrategia de Estados Unidos de Defensa en el Espacio”; en el contexto de la inestabilidad y de las armas nucleares, ese es un programa peligroso y nefasto.

El antídoto a esa locura se ha presentado en el proceso de discusiones de la serie de conferencias internacionales del Instituto Schiller, cuya próxima tendrá lugar el sábado 27 de junio con el título de “¿Prosperará la humanidad, o perecerá? El futuro exige una cumbre de las Cuatro Potencias, ya”.

En vez de esa perspectiva de búsqueda del interés común, los gepolíticos buscan la confrontación contra China y Rusia. Por ejemplo, en lo que podría ser un espacio para la cooperación estratégica, a saber, la reunión que acordaron Estados Unidos y Rusia para reanudar las pláticas de control de armamento este lune 22, se ha convertido en otro flanco de confrontación. Encabeza la delegación de EU el enviado especial presidencial para el control de armas, Marshall Billingslea. La delgación rusa la encabeza el el viceministro de Relaciones Exteriores, Sergei Ryabkov.

Uno de los miembros de la delegación estadounidense, Robert Wood, representante permanente de EU al Conferencia sobre Desarme, dijo el 19 de junio en una entrevista con CBS, antes de iniciarse la conferencia en Viena, que “no podemos hacernos de la vista gorda” ante el “creciente desafío de Rusia y China”. Primero, Wood insistió en que China tiene que asistir a las negociaciones de Viena, a pesar de que el día anterior el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores d China, dijo que no lo harían. “Ya hace mucho tiempo que China tiene que venir a la mesa de negociaciones”, dijo Wood a CBS. “No vamos a permitir que Rusia y China sigan adelante con su modernización y aumento del arsenal de armas nucleares”, afirmó para dejar por sentado que no habrá ningún diálogo productivo.

Pero desde el miércoles 17 el Pentágono dio el cañonazo de salid contra los “adversarios”, China y Rusia, con la publicación de su “Estrategia de Defensa del Espacio”. El boletín de prensa que lo anuncia señala que el documento “identifica cómo avanzará el Departamento de Defensa el poder en el espacio para poder competir, disuadir y ganar en un ambiente complejo de seguridad caracterizado por la competencia entre las grandes potencias”. El secretario de Defensa, Mark Esper, dijo en la rueda de prensa en el Pentágono que “nuestros adversarios han hecho del espacio un dominio de la guerra y nostros tenemos que implementar cambios institucionales… para este nuev ambiente estratégico”. Dijo que China y Rusia presentan “las amenazas más serias e inmediatas a las operaciones espaciales de Estados Unidos”. Específicamente, “las intenciones y capacidades estratégicas chinas y rusas presentan amenazas urgentes y permanentes a la capacidad del Departamento para lograr sus condiciones deseadas en el espacio”.

Luego salió a hacerles la tercera, el domingo 21, Peter Navarro, el director de Comercio y Política Manufacturera del Presidente Trump, quien reiteróuna vez más su perorata de que China causó la pandemia. El virus “vino de China”, luego “lo escondieron”, y “lo propagaron” con cientos de ciudadanos que volaron al exterior. “Ese virus es resultado del Partido Comunista Chino”, dijo este individuo que ha hecho carrera en denunciar, calumniar y atacar a China. Terminó diciendo que en su libro de 2006, “vean la página 150… yo predije que China crearía una pandemia viral”.

Estas mentiras, artimañas y ardides, son la vía corta hacia el infierno. Es el mismo tipo de afrentas a la verdad que el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, refuta y contrarresta en su reciente artículo sobre la Segunda Guerra Mundial, basado en documentos oficiales, en donde advierte que la mejor lección de ese acontecimiento debe ser no volver a cometer el mismo error craso.

Corre la voz por todas partes, que nadie se pierda este próximo sábado 27, a prtir de las 10:00 AM (hora del Este de EU) la conferencia del Instituto Schiller, “¿Prosperará la humanidad, o perecerá? El futuro exige una cumbre de las Cuatro Potencias, ya”.

https://schillerinstitute.nationbuilder.com/20200627_conference_rsvp