Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Helga Zepp-LaRouche: Los mismos que dirigen la campaña contra China son los que perpetraron el intento de golpe contra Trump

1 de may de 2020
helga-china-show_0.jpg
Helga Zepp-LaRouche

1 de mayo de 2020 – En su videoconferencia semanal del jueves 30 de abril, Helga Zepp-LaRouche dijo con énfasis que el imperio británico quiere impedir a toda costa la única solución posible en esta crisis, que no sea la “solución” de una guerra general, y está empeñado a enfrentar a Estados Unidos contra China, de la misma manera como han estado tratando de enfrentar a Estados Unidos contra Rusia. El partido belicista probritánico en Estados Unidos que lanzó el intento de golpe contra el Presidente Donald Trump desde hace cuatro años, por medio de las agencias de inteligencia británicas y estadounidenses, es el mismo que ahora encabeza el asalto contra China por la pandemia, en un estado de preparación para la guerra. Y en este momento, el caso judicial del primero de los afectados en toda la campaña contra Rusia —el primer Asesor de Seguridad Nacional de Trump, el general Michael Flynn—se está desmoronando en los tribunales.

El Presidente Trump es ahora el blanco de los ataques de la inteligencia británica para incitar la guerra contra China, del mismo modo que lo fue antes contra Rusia, para impedir cualquier posibilidad de cooperación de las principales potencias en esta crisis. “Tiene que haber la combinación de las cuatro potencias, Estados Unidos, Rusia, China e India, para que encabecen la reorganización del sistema financiero en bancarrota y para establecer un Nuevo Bretton Woods, un sistema que permita extender grandes cantidades de crédito de largo plazo para la industrialización acelerada del sector en desarrollo, como fue el propósito original de Franklin Roosevelt, y naturalmente, que fue la obra de la vida de Lyndon LaRouche”, subrayó ella.

Este es el marco estratégico en el que el Instituto Schiller le está dando seguimiento a la exitosa conferencia internacional del pasado fin de semana, con actividades dirigidas a atacar la crisis de la pandemia y del derrumbe económico.

El miércoles 29 se llevó a cabo un seminario en línea organizado por el Instituto de la Franja y la Franja y la Ruta (BRIX) desde Estocolmo, Suecia, con la participación de diplomáticos, científicos médicos y economistas, de varios países, en donde habló también la presidente del Instituto Schiller, Helga Zepp-LaRouche, para analizar la movilización a favor de un nuevo sistema de salud mundial a través de la cooperación de las potencias de mayor peso, en especial para defender a los países subdesarrollados. El video de la conferencia estará disponible en el portal electrónico del BRIX.

También anunció que el Instituto Schiller va complementar su folleto programático titulado “La Misión Apolo de LaRouche para derrotar la pandemia global: ¡A construir un sistema de salud mundial ya!”, con un programa para salvar el suministro de alimentos en el mundo, que se encuentra gravemente amenazado en estos momentos. La medida que tomó el Presidente Trump con base en la Ley de Producción de Defensa Nacional para abrir y mantener en funciones las grandes plantas de procesamiento de carne es una medida necesaria, señaló. Pero no resuelve el problema que han ocasionado esas mega plantas propiedad de un cartel de un puñado de corporaciones globales que le niegan a los granjeros y rancheros precios de garantía para poder mantener su capacidad de producir alimentos.

Zepp-LaRouche hizo un llamado para movilizar la distribución de este programa alimentario en el mundo. En ese sentido, Zepp-LaRouche señaló que “tenemos que denunciar en términos muy absolutos el hecho de que se esté planteando la idea de que hay ‘vidas que no valen la pena’, exactamente 75 años después de la derrota de los nazis”, a pesar que desde entonces dijimos “¡nunca más!” Porque eso fue lo que planteó el ex ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schäuble, que ahora es presidente del parlamento alemán, con relación a las personas de la tercera edad y la pandemia de COVID-19; pero es una cuestión candente en todas las naciones en desarrollo asoladas por la falta de infraestructura de salud, la pandemia y la desnutrición al mismo tiempo. Pero Schäuble no fue el primero en negar el derecho a la vida; antes que él, el subdirector del diario británico Daily Telegraph, Jeremy Warner, declaró abiertamente que se debía aprovechar el coronavirus para que “sacrificar desproporcionadamente a los dependientes de mayor edad”.

El Instituto Schiller llevará a cabo una serie de reuniones en línea y conferencias en Estados Unidos y otras actividades de seguimiento.