Esper remodela el presupuesto del Pentágono de acuerdo a los planes de guerra contra Rusia y China

13 de febrero de 2020

12 de febrero de 2020 —El secretario de Defensa de EU, Mark Esper, dejó en claro en las declaraciones que le dio al periódico Defense News el pasado fin de semana , que se encuentra remodelando el presupuesto del Pentágono, que se acaba de dar a conocer el 10 de febrero, según la Estrategia de Defensa Nacional de 2018, es decir, que el presupuesto se está orientando de acuerdo a los planes de guerra que están en desarrollo para un conflicto con Rusia y con China. “Este presupuesto va a reflejar mi impronta en cuanto a lo que pueda hacer en tres meses”, dijo. “El siguiente presupuesto en el que estamos trabajando ahorita, claramente va a tener mis huellas dactilares por todos lados”.

Esas huellas dactilares, informa Defense News, comienzan con la elaboración de lo que Esper denomina un “plan de guerra moderno, actualizado, y aprobado en contra de nuestros pares más cercanos, al menos uno de ellos, de manera que sepamos que está actualizado y que está en el ambiente [de la Estrategia Nacional de Defensa]. En estos momentos no tenemos ninguno de esos”. Agregó que ese plan, que es “un gran punto de articulación para nosotros”, debe estar concluido en algún momento en el verano. Pero mientras tanto, el Departamento de Defensa va a llevar a cabo juegos de guerra, ejercicios y simulaciones computarizadas, que ayuden en la elaboración del presupuesto requerido para el año fiscal 2022.

El presupuesto tiene previsto $46 mil millones de dólares para programas de armas nucleares, de los cuales $28.9 mil millones van para el Pentágono y el resto para la Administración Nacional de Seguridad Nuclear. El grueso del financiamiento irá a la modernización de la fuerza nuclear, tal como los nuevos submarinos lanzamisiles balísticos, misiles Trident mejorados para la Armada, y nuevos bombarderos y misiles balísticos intercontinentales para la Fuerza Aérea.

La Fuerza Aérea, sin embargo, decidió cancelar uno de sus dos programas de armas supersónicas supuestamente por presiones de presupuesto. “Nosotros vamos a continuar trabajando en colaboración con nuestros servicios hermanos para ver de qué manera podemos aprovechar más eficientemente las capacidades de cada uno, para garantizar la utilización más prudente de los dólares de los contribuyentes”, dijo la vocera de la Fuerza Aérea, Ann Stefanek, en una declaración que fue enviada ayer por correo electrónico a Defense News. Dijo que los avances hechos en el programa que se canceló “servirán para acelerar la generación y la demostración de las capacidades de varias armas supersónicas en el futuro próximo”.

Una de las áreas que se recortará es la Iniciativa de Defensa Europea (IDE), la cual financia el apoyo a los despliegues militares de Estados Unidos en Europa para contrarrestar la supuesta agresión rusa. La IDE forma parte del presupuesto de las Operaciones de Contingencia Extraterritoriales (OCO en sus siglas en inglés), para la cual se piden $69 millones para el 2021. Según un comunicado de prensa del departamento de Defensa, el presupuesta de la OCO se divide en $20,500 millones para operaciones de combate, $32,500 millones para cubrir costos que quedan después de que terminan las operaciones de combate, y $16 mil millones para los requerimiento de base del presupuesto que se pasa al OCO a fin de cumplir con la Ley de Presupuesto Bipartidista del 2019.