Empieza la pelea en torno a la deuda de Argentina: la provincia de Buenos Aires busca una extensión del plazo

17 de enero de 2020

15 de enero de 2020 — Este martes 14 de enero, el gobierno de la provincia de Buenos Aires publicó un boletín de prensa en el que anuncia la solicitud a los tenedores de bonos de que acepten una extensión del plazo de vencimiento del pago de $250 millones de dólares en principal sobre su bono denominado BP21 que se vencen el 26 de enero, hasta el 1 de mayo. En su cuenta de Tweeter, el gobernador de la provincia, Axel Kicillof (quien fue ministro de Finanzas en el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner de 2013 a 2015) señaló que la provincia se encuentra en un “endeudamiento catastrófico y falta de recursos” motivo por el cual es necesario extender el plazo de vencimiento de los bonos.

Kicillof dejó ver que este es el disparo de salida en las próximas negociaciones sobre la totalidad de la deuda de Argentina. El ahora gobernador subrayó que su propuesta está en total acuerdo y coordinación con los programas del gobierno federal para la gestión de la deuda con el propósito de lograr un crecimiento económico, una mayor inclusión social y la sustentabilidad de las condiciones financieras. Dijo que no tiene la intención de caer en incumplimiento, pero necesita una solución “equitativa y justa” a la carga insostenible de la deuda que dejó la ex gobernadora María Eugenia Vidal.

El pasado fin de semana, el ministro de Hacienda Martín Guzmán dijo que el gobierno federal no está en posición de poder rescatar a la provincia, e hizo hincapié en que “la sombrilla es la misma para la nación [gobierno federal] y para las provincias, estamos negociando con los acreedores en busca de la sustentabilidad de la deuda”. El Presidente Alberto Fernández se refirió a la misma cuestión en declaraciones al canal C5N, en el sentido de que un rescate de la provincia no está incluido en los cálculos económicos del gobierno federal y que se trata simplemente de un enfoque realista. “Ya veremos más después como vamos a tratar el problema. Lo que heredamos del gobierno anterior es todo deuda”, señaló.

En cuanto al calendario, la agencia Bloomberg informó que bajo las normas de incumplimiento para los bonos, cuando menos el 75% de los acreedores que tienen bonos BP21 tienen que aceptar la demora a diez días del vencimiento, para que la deuda no sea declarada en incumplimiento. Si se declara en incumplimiento, los tenedores de cuando menos 25% de la deuda pueden actuar para exigir el pago inmediato. El aspecto más explosivo de un incumplimiento, por supuesto, es la reacción en cadena que puede desatar con la burbuja de los derivados, como los “seguros de incumplimiento”, ligados a la deuda.

En una entrevista que publicó el 12 de enero El Cohete a la Luna, el Presidente Fernández dijo que su gobierno contempla tener bien trazada su estrategia para la deuda para el 31 de marzo. “En ese momento, vamos a saber cómo estamos”, explicó. Ya están en marcha las negociaciones con los acreedores y con el FMI, informó el Presidente, pero no dio detalles al respecto.