Paul Sperry: informe de Horowitz prueba que el representante Nadler está totalmente desacreditado como supervisor del juicio político

19 de diciembre de 2019

19 de diciembre de 2019 —En un artículo publicado el 16 de septiembre en el sitio electrónico Realclearinvestigations.com, el periodista investigador Paul Sperry argumenta que todas las evidencias condenatorias que aporta el informe sobre los abusos del FBI, elaborado por el inspector general del Departamento de Justicia (DOJ), Michael Horowitz, son una prueba absoluta de que el representante Jerry Nadler, presidente de la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes de EU, no tiene credibilidad alguna como supervisor del juicio político o como un mediador honesto.

Por un año y medio ya, señala Sperry, Nadler viene defendiendo al FBI de los cargos de que se había sobrepasado en el proceso de vigilancia que le permitió el tribunal de la FISA; dijo que Carter Page era un agente ruso y afirmó que el expediente marrullero de Steele no jugó un papel significativo para asegurar la autorización de la FISA para espiar a Page. Nadler despotricaba contra lo que él calificada como “teorías conspirativas” de sus detractores, y en particular atacó violentamente a Devin Nunes (representante republicano por California, miembro de alto rango de la Comisión de Inteligencia), cuando este redactó un memorando que documentaba la vigilancia del FBI y otros abusos cometidos por la agencia, e implicaba que Nunes había mentido acerca de lo que había leído en declaraciones clasificadas y documentos complementarios.

Nadler había dicho que las denuncias de Nunes sobre las autorizaciones judiciales de la FISA, estuvieron “vergonzosamente equivocadas”. Una fuente que Sperry cita recalca que por el hecho de defender públicamente al FBI en contra de las acusaciones por abusos de espionaje flagrantes, de hecho Nadler le dio a los funcionarios federales un apoyo congresional para espiar ilegalmente a los ciudadanos estadounidenses.

Ahora, con el informe de Horowitz que demuestra que Nadler estaba equivocado prácticamente en todo, el congresista de Nueva York, así como su compinche Adam Schiff (demócrata de California, presidente de la Comisión de Inteligencia), quedaron completamente en ridículo, cuando menos. Sperry cita fuentes anónimas del Capitolio que dicen que como resultado de las averiguaciones de Horowitz, que coinciden con las de Devin Nunes, ahora está claro que fue Nadler, no Nunes, quien tergiversaba los documentos y desinformaba al público.

Un asistente congresional republicano comentó que, “hace dos años, él [Nadler] trató de impugnar el memorando de Nunes, y ahora el inspector general ha develado que ese intento fue un vergonzoso acto de deshonestidad. Así que ¿por qué nadie debería creer ahora que él es un árbitro honesto de los hechos sobre el juicio político contra el Presidente?”.