Tribunal de la FISA fustiga al director del FBI, Christopher Wray, por los abusos en la vigilancia secreta del FBI

19 de diciembre de 2019

19 de diciembre de 2019 — La juez Rosemary Collyer, que preside el Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISC en sus siglas en inglés) de Estados Unidos, emitió el martes 17 una orden pública muy inusual en la cual reprende al FBI y le orden a su director, Christopher Wray, que declare la manera en que se propone corregir los errores que documentó en su informe el inspector general del Departamento de Justicia, Michael Horowitz.

La juez Collyer señala que “la frecuencia con la que las declaraciones hechas por funcionarios del FBI resultaron ser injustificadas o contradictorias en base a la información que tenían en su haber, y con la cual ocultaron información desfavorable a su caso, pone en cuestión que la información existente en otras declaraciones del FBI sea confiable”. La juez le da un plazo al FBI hasta el 10 de enero para explicar por escrito la manera en que piensa remediar esos problemas, según informó NBC News. La orden dice que el FBI debe explicar “lo que ha hecho y tiene planeado hacer, para garantizar que la exposición de motivos en cada una de las solicitudes del FBI sean acertadas y reflejen plenamente la información que el FBI tenga en su poder”.

Collyer señaló que el modo en que el FBI trató el caso de Carter Page “fue lo contrario del elevado deber de justicia y honestidad” que exige la Ley de Vigilancia de la Inteligencia Extranjera (FISA en sus siglas en inglés) que estableció el tribunal FISC. Subrayó que el tribunal depende por completo de los informes que presenta el gobierno, y por lo tanto espera que el gobierno funcione con un “elevado deber de justicia y honestidad”. Según CNN, en la orden emitida por la juez, el tribunal de la FISA señaló más información que debió haber hecho dudar al FBI sobre la fidelidad del informe marrullero de Christopher Steele sobre Donald Trump y Rusia, en el cual se basó la solicitud para espiar a Page. El FBI ocultó información “que era desfavorable a su caso por creer que el señor Page actuaba como agente de una potencia extranjera”, escribió Collyer.

La juez subraya que el tribunal de la FISA, “espera que el gobierno les proporcione información completa y veraz cada vez que haya una solicitud al tribunal. Sin ello, [el tribunal de FISA] no puede garantizar apropiadamente que el gobierno lleve a cabo vigilancia electrónica para fines de inteligencia extranjera únicamente cuando haya suficiente fundamento en los hechos”.

El tribunal de la FISA dijo que contempla hacer pública otra orden relacionada con las órdenes judiciales sobre Page próximamente, informó CNN.

Ahora Wray está pasando trabajo para responder a la orden de la juez Collyer. En una declaración que emitió el miércoles 17, el FBI dice que está comprometido a trabajar con el tribunal de la FISA y con el Departamento de Justicia para garantizar la veracidad e integridad del proceso. “La FISA es una herramienta indispensable en las investigaciones de seguridad nacional”, dice la declaración.

Poco después de que Michael Horowitz dio a conocer su informe, Wray dijo que él había ordenado que de inmediato se hicieran cambios en el modo en que el FBI presenta las solicitudes al tribunal de la FISA. La semana pasada, Horowitz informó que él ya había iniciado otra investigación para averiguar si el FBI está cumpliendo con su obligación de garantizar información veraz para el tribunal de la FISA cuando quiera espiar a los estadounidenses en las investigaciones sobre terrorismo y espionaje.