Reunión cordial del Fiscal General de EU con el Presidente de México y funcionarios de seguridad sobre lucha contra la delincuencia transnacional

7 de diciembre de 2019

7 de diciembre de 2019 — El Fiscal general de Estados Unidos (EU), William Barr, se reunió el jueves 5 en privado por dos horas con el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO, como se le conoce), y luego por separado con el secretario de Relaciones Exteriores mexicano, Marcelo Ebrard, y funcionarios de seguridad civiles y militares de alto nivel, en un intercambio que las dos partes describieron como una reunión cordial y positiva. México había manifestado preocupación por la propuesta del Presidente Donald Trump de designar a los carteles de las drogas mexicanos como “Organizaciones Terroristas Extranjeras” (FTO en sus siglas en inglés), lo que implicaría una posible intervención militar, por lo cual convocó a esta reunión.

En su conferencia de prensa matutina del viernes 6, López Obrador subrayó que "es muy buena la relación con el gobierno de Estados Unidos, no hay confrontación con el gobierno del presidente Donald Trump", y aunque hay diferentes puntos de vista en algunas cosas "hay entendimiento, hay respeto. Por eso fue buena la reunión de ayer". AMLO señaló que, como Barr es abogado, "él sabe que los países tenemos que apegarnos a nuestras constituciones, todos los países, que es la ley de leyes y que nuestra Constitución establece que puede haber cooperación para el desarrollo en materia de política exterior, pero no intervención o intervencionismo y que se establece que no se puede permitir que fuerzas extranjeras usen nuestro territorio con propósitos militares"

México ha insistido en que necesita de la ayuda de Estados Unidos para detener el flujo de armas ilegales y de dinero que cruza la frontera. En la declaración que emitió el 5 de diciembre el Departamento de Justicia de EU (DOJ) sobre la reunión, informó que se discutieron una amplia variedad de temas, entre ellos, "su compromiso compartido a garantizar la seguridad y protección de los ciudadanos de Estados Unidos y de México, contra las organizaciones terroristas internacionales (TCO) así como el que nuestros países trabajen juntos para luchar en contra del tráfico de drogas, de personas, y de armas". Reiteraron la importancia de "atacar las redes financieras ilícitas e interrumpir el movimiento ilícito de dinero, de armas y de drogas, combatir la corrupción y fortalecer la cooperación para llevar a la justicia a los miembros de las TCO. También acordaron fortalecer el Grupo de seguridad de alto nivel México–EU, que se creó el 27 de agosto para abordar el tema de la delincuencia transnacional.

“La relación de EU con México basada en el cumplimiento de las leyes es una de nuestras alianzas más importantes para combatir la delincuencia transfronteriza", señala el DOJ. "La colaboración continua y los programas conjuntos sustentados en el cumplimiento de la ley entre Estados Unidos y México sobre temas de justicia siguen siendo una prioridad para el gobierno estadounidense. El Fiscal General Barr, espera que el diálogo sobre estos temas continúe. Mañana, Barr informará al Presidente Trump sobre su viaje a México y le hará recomendaciones al respecto".