Las prioridades de México en las pláticas con Barr: detener el tráfico de armas y el flujo de dinero en la frontera, y cooperar en los retos comunes

7 de diciembre de 2019

6 de diciembre de 2019 — El Fiscal General de Estados Unidos, William Barr, se reunió el 5 de diciembre con el Secretario de Relaciones exteriores de México, Marcelo Ebrard, con el gabinete de seguridad del gobierno, y con el Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), para tratar sobre la estrategia conjunta para combatir a los carteles del narcotráfico y los desafíos de seguridad que enfrentan las dos naciones. Es patente que una de las primeras cuestiones a tratar será la decisión que se tomó tras el ataque del 17 de octubre en Culiacán, para crear una operación conjunta de seguridad, la “Operación Frozen”, para eliminar de raíz el tráfico de armas que cruza por la frontera.

En una declaración esta semana, Ebrard y el Presidente Andrés Manuel López Obrador recalcaron que las prioridades de México no incluyen la propuesta del Presidente Trump de designar a los carteles de las drogas mexicanos como organizaciones terroristas extranjeras (FTO en sus siglas en inglés); sino más bien una mejor ayuda de parte de Estados Unidos para reducir el tráfico ilegal de armas hacia México. El lunes 3 en discurso que dio ante el Senado mexicano, Ebrard declaró que México rechaza designar a los carteles de las drogas como FTO, por las implicaciones riesgosas que conlleva para la soberanía de México.

"Si Estados Unidos quiere respaldar a México para la batalla que estamos dando contra la delincuencia, que reduzca el tráfico ilícito de armas. Esa es la mejor manera de ayudar a México, no designando organizaciones criminales como si fuesen terroristas" dijo Marcelo Ebrard ante el pleno del Senado. Hacer eso podría crear obstáculos para la cooperación entre las dos naciones, afirmó, según informó RT.

Para subrayar ese punto, el Presidente López Obrador, en su conferencia de prensa matutina, dijo que su gobierno quiere fortalecer la cooperación bilateral con Estados Unidos: "estamos planteando que del lado estadounidense haya control de salida de armas y de dólares". Pero dijo, que de ninguna manera va a tolerar México otra operación estadounidense como el escándalo de "Rápido y Furioso" en la que se violó la soberanía mexicana, cuando la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de EU (ATF en sus siglas en inglés) durante el gobierno de Barack Obama, le entregó armas de fuego entre el 2009 y el 2011 a los carteles de la droga, para supuestamente rastrear el flujo y la venta ilícita de armamento, y puso 2 millones de armas de fuego en manos de narcotraficantes mexicanos, según la reseña de RT. Esto, dijo AMLO, fue "una violación flagrante a la soberanía de México".

Ebrard explicó que "tenemos enfrente un fenómeno de criminalidad transnacional", y señaló que el 70% de las armas que se confiscan en México vienen de Estados Unidos, aunado a "una enorme, muy importante cantidad de recursos (económicos) que manejan los grupos delictivos en México, la delincuencia organizada". Desde México entran a Estados Unidos drogas y precursores [químicos], "y por muy elemental lógica, tiene que haber una carga compartida... Asumimos nuestra responsabilidad, pero en la relación bilateral tenemos que ser muy claros en que es una tarea común y tenemos que compartir la carga...y los compromisos".

De acuerdo a las pláticas que se han llevado a cabo hasta ahora, parece que la referencia a los recursos financieros no se refiere a perseguir a los bancos que lavan el dinero de las drogas, sino solo a confiscar el dinero a los narcotraficantes y criminales que sean capturados.

sneakers