Sale a la superficie la rede de Biden que coordina la farsa ucraniana

19 de noviembre de 2019

19 de noviembre de 2019 — La agencia de noticias Associated Press (AP) publicó un artículo el lunes en la mañana con la intención de contradecir el testimonio del Presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, respecto a que él no se sintió presionado de ninguna manera por el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre la cuestión de investigar a los Biden. Pero más bien, el mismo artículo saca a la superficie toda la rede del Departamento de Estado en Ucrania y los Biden como un punto central de coordinación para la inquisitoria de la farsa de juicio político.

De acuerdo a este artículo, Zelensky se reunió el 7 de mayo con dos asesores de alto nivel "y también con Andriy Kobolyev, director de la compañía estatal de gas natural Naftogaz, y con Amos Hochstein, un estadounidense que forma parte de la junta de supervisión de la compañía ucraniana", para ventilar sus preocupaciones sobre las presiones de parte del gobierno de Trump. Antes de ésta reunión, dice AP, Hochstein le dijo a la embajadora estadounidense Marie Yovanovitch, por qué lo estaban citando. Según el relato de Hochstein, Zelensky trató de ocultar la verdadera razón de la reunión argumentando que era para tratar el tema de la energía.

Según el relato falaz de la AP, “Hochstein informó por separado a dos funcionarios de la embajada estadounidense, [a saber], Suriya Jayanti y Joseph Pennington, sobre las inquietudes de Zelensky, y dijo que las dos personas que hablaron con la AP, Jayanti y Pennington, hicieron anotaciones de la reunión, dijeron estas personas". Después de la reunión y después de que a Yovanovitch la retiraran de Ucrania, Hochstein viajó a Washington para darle un informe actualizado de la reunión.

Si tomamos en consideración quienes están involucrados en esto, es probable que Hochstein y otros estuvieran intentando hacerle una jugada a Zelensky y amenazarlo, en caso de que iniciara una investigación sobre Burisma y sobre las operaciones ucranianas en contra del candidato Trump. El artículo publicado en estos momentos que alude a las notas que tomaron los funcionarios de la embajada de Estados Unidos que participaron en la reunión, está diseñado para presionar a Zelensky a que cambie su declaración de que "Trump no me presionó".

Dado que Biden está profundamente involucrado en Ucrania, es obligado que se den a conocer otros hechos de esta red en defensa de Biden. Este es el motivo por el cual el testimonio del denunciante farsante es tan importante para darle cuerpo a la verdadera historia. El individuo que fue identificado por una multitud de medios informativos como “el informante”, es un asistente de Biden. Ese individuo fue asignado por el director de la CIA John Brennan para hacer el trabajo de Ucrania para Joe Biden. Se reunió con Alexandra Chalupa, la funcionaria que encabezó el caso en Ucrania en contra de Trump en el 2016, alrededor de 27 veces en la Casa Blanca de Obama. Lo despidieron de la Casa Blanca de Trump bajo sospecha de estar haciendo grandes filtraciones.

Hochstein era el funcionario del Departamento de Estado que trabajaba como asistente de Biden para ganar el control de la industria ucraniana de gas natural, con el propósito de cerrar los suministros de gas de Rusia a Europa al mismo tiempo que la Royal Dutch Shell y piratas de energía similares iniciaran la explotación de las reservas de Ucrania. No es de sorprender que forma parte de la junta directiva del Consejo Atlántico, que por años, en conjunto con Joe Biden, ha impulsado una variedad de escenarios para cerrar la producción de gas de Rusia, con la intensión de debilitar financieramente al país.