López Obrador le agradece a Trump por no comentar sobre el asilo a Morales; ¿se coordinaron EU y México?

19 de noviembre de 2019

19 de noviembre de 2019 — El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, o AMLO, como se le conoce mayormente, en su conferencia de prensa diaria del jueves 14 de noviembre, dijo que "le reconozco al gobierno de Estados Unidos, en particular al Presidente Trump, que no haya opinado sobre nuestra decisión libre, soberana" de darle asilo político al depuesto Presidente de Bolivia, Evo Morales. AMLO dijo que "hay respeto mutuo" entre los dos países, y que en México algunos quisieran que los dos países "nos peleáramos", sin embargo eso no va a suceder, informó Impacto.

Sea o no que haya habido una estrecha cooperación entre Estados Unidos y México para garantizar que Morales pudiese salir sano y salvo de Bolivia rumbo a México, es un tema que se está discutiendo en la prensa mexicana. Un artículo de opinión que fue publicado el 16 de noviembre el periódico mexicano El Universal, sugiere la posibilidad de que esa coordinación haya existido; menciona una llamada telefónica entre Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores de México y "EU" (posiblemente el Departamento de Estado) en donde les advierte que la Fuerza Aérea de México iría en busca del Presidente Evo Morales en Cochabamba; se informó que no hubo objeción de parte de EU. Alberto Fernández, Presidente electo de Argentina también habló con el Departamento de Estado un día antes de que Morales saliera de Bolivia.

Salvador García Soto, columnista del periódico El Universal hace referencia a comentarios que hizo Evo Morales al periódico español El País, en donde menciona la llamada de teléfono con Estados Unidos, e informa que le pareció "extraño" que Estados Unidos aparentemente dijo que México podía llevar a Evo a "donde él quisiera". Cuando Morales manifestó alguna preocupación respecto a que las autoridades bolivianas pudieran bajarlo del avión de la Fuerza Aérea de México mientras este estaba todavía en territorio de Bolivia, recuerda que un funcionario de la Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana que estaba con él en el avión, le dijo que no tenía que preocuparse de nada. Lo que se plantea es si el Departamento de Estado o la Casa Blanca le dijeron a las autoridades bolivianas que no interfirieran ante la salida de Morales del país.