El gobierno ilegítimo de Bolivia anuncia la liberalización de la economía

19 de noviembre de 2019

19 de noviembre de 2019 — José Luis Parada, ministro de finanzas del gobierno golpista de Bolivia, anunció el sábado 16 que una de las primeras medidas que tomará será la de liberalizar la economía, alegando que el depuesto Presidente Evo Morales la había mantenido "muy cerrada". El periódico argentino Página 12 informó que Parada se quejó de que "en 14 años hemos tenido trabas a la inversión privada. Vamos a sentar las bases para una apertura de la economía nacional para atraer inversiones y que el próximo gobierno continúe con esto".

Los financieros imperialistas y colonialistas de Londres y Wall Street que patrocinaron el golpe de Estado contra Evo Morales, no pudieron tolerar las políticas económicas dirigistas del gobierno de Morales —que no mostraba ninguna veneración por "el mercado"— cosa que restringió sus derechos de saqueo. La prioridad para Morales fue el desarrollo económico soberano, la industrialización y la reducción de la pobreza. Estableció cuotas de exportación para garantizar que llegaran igualmente los suministros al mercado interno, con precios accesibles de los alimentos y otros productos, lo que enfureció particularmente a los grandes terratenientes, ubicados en su mayoría en Santa Cruz.

La compañía estatal que Morales fundó, la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (EMAPA), intervino en la cadena de producción agrícola: cultivo, apoyo para la producción y la compra de la producción al mejor precio, cosecha y almacenamiento, procesamiento de los granos, y luego ubicar la producción en el mercado a precios preferenciales. Esto es lo que Parada quiere eliminar.