Trump se reunió con Erdogan en la Casa Blanca

14 de noviembre de 2019

14 de noviembre de 2019 — La reunión en la Casa Blanca entre el Presidente Donald Trump y el Presidente Recep Tayyip Erdogan de Turquía, se prolongó una hora más de lo programado, y después de la misma Trump le dijo a los periodistas que Turquía es un aliado vital de Estados Unidos, una parte vital de la OTAN y que es importante para el comercio militar estadounidense porque compra equipo estadounidense mediante el programa de Ventas Militares Extranjeras y contribuye a los programas de defensa de Estados Unidos. Trump calificó la compra que hizo Turquía a Rusia de los sistemas de defensa antiaéreos S-400 como un “desafío serio”, cosa que analizaron ambos presidentes. Dijo que él y Erdogan acordaron que los ministros de relaciones exteriores y los asesores de seguridad nacional trabajen juntos para resolver el asunto de los S-400. La alianza turco-estadounidense puede ser una fuerza para la paz y la estabilidad en el mundo, dijo Trump.

Erdogan, por su parte, caracterizó las pláticas como “amplias y sinceras” y dijo que Turquía está decidida a abrir una nueva página en las relaciones turco-estadounidenses. Señaló que ambos mandatarios tienen un entendimiento mutuo en el combate al terrorismo, y que Turquía está comprometida a cumplir el acuerdo del 17 de octubre con Estados Unidos sobre el retiro del grupo YPG kurdo de la frontera siria, pero que hay algunos que tratan de “dinamitar” la relacione turco-estadounidense en ese sentido. Sobre la cuestión de los aviones F-35 y del sistema S-400, Erdogan dijo que “solo el diálogo puede ayudar a superar esta prueba”. En este contexto, dijo que Turquía está dispuesta a comprar el sistema de defensa estadounidense Patriot siempre y cuando se cumplan las condiciones que fije Turquía.

Trump dijo antes de tomar preguntas de los periodistas, que en la reunión con Erdogan estuvieron presentes cinco senadores republicanos que fueron invitados, a saber, Jim Risch de Idaho, Ted Cruz de Texas, Lindsey Graham de Carolina del Sur, Rick Scott de Florida, y Joni Ernst de Iowa. “Tuvimos una discusión muy franca”, dijo Trump.

Antes de que llegara Erdogan a la Casa Blanca, el diario Washington Post informó que Trump le había enviado una carta a Erdogan la semana pasada, en donde proponía que si seguía respetando el cese al fuego sobre la frontera siria, se podrían evitar las sanciones por la compra del S-400 y que se podrían acordar acuerdos comerciales entre los dos países. Esto “puso furiosos” a los demócratas del Congreso, según el diario, y cita al senador Chris Van Hollen de Maryland quien dijo que eso era “absolutamente vergonzoso”. A fin de cuentas, todavía se tiene que resolver el asunto del S-400, pero Trump dijo que acordó con Erdogan que el comercio entre Estados Unidos y Turquía se debería aumentar a los $100,000 millones de dólares al año, cuatro veces la suma actual, y que los ministros de comercio de ambos países verían como hacer que eso suceda.