Hong Kong está bajo ataque terrorista

14 de noviembre de 2019

14 de noviembre de 2019 — Las protestas en Hong Kong que llevan ya cinco meses, se han utilizado cada vez más como cubierta para ejecutar actos violentos que se han convertido ahora en abiertas acciones terroristas de las pandillas enmascaradas, con el único propósito de incendiar tiendas, destruir estaciones del metro, obstruir el sistema ferroviario y de vías terrestres, ataques a la policía con armas letales hasta llegar al asesinato de ciudadanos que expresan alguna oposición a su vandalismo. Esta semana, desde el lunes 11 hasta el miércoles 13, los alborotadores intensificaron sus operaciones mucho más que los fines de semana.

El miércoles 13, las turbas hicieron una barricada desde las 6:00am en el túnel Cross-Harbour que conecta la isla de Hong Kong con Kowloon y quemaron las casetas del peaje. Muchas estaciones del metro y del ferrocarril se vieron forzados a cerrar. Cerraron las universidades y muchas escuelas y se le dijo a los estudiantes extranjeros que regresaran a sus lugares.

Un anciano se encuentra en grave peligro en el hospital luego de que le arrojaron ladrillos. Esto sucedió luego de que quemaron intencionalmente a un hombre por expresar su oposición a los actos de vandalismo, y murió a consecuencia de las quemaduras.

La oficina de enlace con Pekín en Hong Kong advirtió el martes 12 que la ciudad “se hunde en el abismo del terrorismo y es necesario tomar medidas enérgicas más severas para acabar con la agitación y restaurar el orden”. Señaló que Pekín “respalda decididamente al gobierno de Hong Kong para que adopte todas las medidas que sean necesarias para acabar con la intranquilidad y restaurar el orden lo más pronto posible, arrestar a los delincuentes y castigar severamente sus acciones violentas”.

La intención de los partidarios británicos y estadounidenses de estos ataques terroristas es la de forzar a China a que despliegue a las fuerzas armadas o a las fuerzas policiales armadas hacia Hong Kong, y luego manipular esto para justificar más ataques contra China, y quizás una guerra. Personas como los senadores Ted Cruz y Marco Rubio (que pujan por mostrar quién es más agresivo contra China) han implicado que “otra Tiananmen” en Hong Kong obligaría a la intervención de Occidente de manera directa. El domingo 10, Cruz escribió en el Dallas Morning News que: “En tanto que el Partido Comunista Chino siga violando la autonomía de Hong Kong y elimine las normas democráticas ahí, la causa por la libertad no ha sido tan grande nunca. Hoy Hong Kong es el nuevo Berlín”. Para Cruz, el “estado de derecho” es la ley de los terroristas, como fue el caso en Iraq, Libia, Siria y ahora en Bolivia.

Por su parte, Rubio introdujo el miércoles 13 un proyecto de ley denominado “Ley de Estrategia económica de seguridad global” y la anunció diciendo que “por primera vez en casi tres décadas, Estados Unidos se enfrenta a un competidor casi parejo en la arena global, en China”.