México encabeza la denuncia regional al golpe en Bolivia; fustiga a la OEA por su silencio y exige una reunión de emergencia

13 de noviembre de 2019

12 de Noviembre de 2019 — Desde el domingo 10 por la noche y el lunes 11 en su informe diario desde temprano, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, tomó la iniciativa para dar liderazgo regional en su denuncia del golpe de Estado en Bolivia, y calificó por su nombre a los acontecimientos recientes en ese país, desde el momento en que las fuerzas armadas de ese país intervinieron en el proceso político e instaron al Presidente Evo Morales a que dejara el cargo. Asimismo, recalcó que México reconoce a Evo Morales como Presidente legítimo de Bolivia. Otras naciones de Iberoamérica y jefes de Estado han denunciado el golpe de Estado contra Evo Morales y García Linera, entre otras, Cuba, Venezuela, Uruguay, así como el Presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, la vicepresidente electa de Argentina, Cristina Fernández, el ex Presidente de Ecuador, Rafael Correa, y el ex Presidente de Brasil, Ignacio Lula da Silva.

Pero la voz de López Obrador lleva un peso muy particular. Como explicó el Secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, México respaldó a Evo Morales cuando renunció a la Presidencia el 10 de noviembre para evitar una guerra civil y llamó a nuevas elecciones, a pesar de las dudas sobre la legitimidad de la declaración de la Organización de Estados Americanos (OEA), que alegó que se cometieron “graves irregularidades” en el conteo de los votos el 20 de octubre. Pero cuando intervinieron las fuerzas armadas para exigirle la renuncia al Presidente, “violaron el orden constitucional del país”.

Esta postura, agregó Ebrard, es coherente con la posición de larga data de México de no intervención y de respeto a la democracia. Informó que el Presidente López Obrador, o AMLO como se le conoce, le ofreció asilo a Morales y a otros 20 funcionarios, al menos, del gobierno boliviano de Evo.

Por otra parte, Ebrard preguntó con agudeza ¿por qué la Organización de Estados Americanos se mantiene en silencio?, “¿Cómo entonces se puede guardar silencio frente a un acontecimiento de esta gravedad?”

“A pesar de la gravedad de los acontecimientos, lo que hubo ayer frente al pronunciamiento militar y las operaciones militares, fue el silencio” dijo Ebrard. Por lo tanto recalcó, “vamos a solicitar en consecuencia también reunión urgente de la OEA” para implementar lo que se considera el artículo más “esencial” que fundó la OEA que es “la defensa de las libertades y la democracia” de las naciones miembros.

De entrada, Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos, que sigue las órdenes del Departamento de Estado de Estados Unidos, anunció esa tarde que se llevará a cabo una reunión de emergencia a las 3:00pm del martes 12 de noviembre, para abordar la crisis boliviana, 36 horas después de la renuncia de Morales. Almagro no mencionó a México, sino que anunció que quienes solicitaron la reunión fueron Guatemala, Brasil, Canadá y Estados Unidos, y que presentará un informe de la delegación de la OEA en Bolivia, cuyo informe preliminar alegó “graves irregularidades” en la votación y pidió nuevas elecciones.