Paul Sperry revela el nombre del “denunciante” espurio

3 de noviembre de 2019

2 de octubre de 2019 — El periodista de RealClearInvestigations y del New York Post, Paul Sperry, reveló el nombre del denunciante que sirvió de pretexto a los demócratas del Congreso para iniciar la tercera fase del golpe de Estado contra el Presidente Donald Trump, y que según Perry, todo el mundo político de Washington y de los medios noticiosos “conoce” (https://www.realclearinvestigations.com/articles/2019/10/30/whistleblower_exposed_close_to_biden_brennan_dnc_oppo_researcher_120996.html).

Sperry cita a Fred Fleitz, ex sub asesor de seguridad nacional del Presidente Donald Trump, quien afirma que “todo mundo sabe quién es. CNN lo sabe, el Washington Post lo sabe, el The New York Times lo sabe. El Congreso lo sabe. La Casa Blanca lo sabe. Hasta el Presidente sabe quién es”. El nombre lo han estado circulando los republicanos en medio de las actuaciones de la inquisitoria para el juicio político que realizan las Comisiones de Inteligencia y de Asuntos Judiciales de la Cámara de Representantes, ambas controladas por los demócratas, y también han estado circulando algunos expedientes sobre el “denunciante” en los medios del Capitolio. Eric Ciaramella.

Si Sperry está en lo cierto, viene a confirmar el informe que publicó LaRouche PAC sobre el “Ucraniagate” y que ha tenido amplia circulación en Washington. Eric Ciaramella es un analista de la CIA que trabajó con el ex vicepresidente de la era de Obama, Joe Biden, y con Susan Rice, la ex Asesora de Seguridad Nacional y embajadora de Obama en la ONU; con ambos trabajaba en los asuntos relacionados con Ucrania en la Casa Blanca de Obama y también trabajó con Alexandra Chalupa, la ucraniana-americana que fue la empleada operativa del Comité Nacional Demócrata (CND) que dirigió la intervención del gobierno ucraniano en 2016 en las elecciones estadounidenses a favor de Hillary Clinton. Ciaramella fue miembro del personal del Consejo de Seguridad Nacional de Trump como jefe de asuntos ucranianos. Fue acusado de trabajar en contra de Trump y de filtrar noticias a la prensa en contra de Trump, según el ex funcionario del Consejo de Seguridad Nacional (CSN) con el que habló Sperry. A mediados de 2017, Ciaramella regresó a la CIA. Según el expediente que circula en el Capitolio, fue Ciaramella quien filtró a los medios las noticias sobre las reuniones de Trump con diplomáticos rusos luego de que corriera al entonces director del FBI, James Comey; asimismo, supuestamente fue Ciaramella quien propagó la versión de que fue el Presidente Vladimir Putin de Rusia quien le ordenó a Trump despedir a Comey.

A principios de este año, el presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff (quién encabeza la inquisitoria para el juicio político a Trump) contrató a dos de los aliados más cercanos y amigos de Ciaramella en el CSN, para trabajar en la Comisión que preside. Según el Washington Examiner, estos dos personajes son: Abigail Grace, que trabajó en el CSN hasta el 2018 y fue contratada en febrero de este año y Sean Misko, que fue asistente del CSN hasta el 2017 y fue contratado en agosto, el mismo mes en que el “denunciante” presentó su denuncia. El artículo de Sperry se enfoca en Sean Misko.

De la información que ha salido ahora a la luz, se desprende claramente que el personal de Schiff le dio al “denunciante” las “directrices” para producir su denuncia posteriormente. Según el mismo Washington Examiner, miembros del personal de Schiff habían hablado directamente con el “denunciante” antes del 12 de agosto en que presentó su “denuncia” sobre la conversación del Presidente Trump con el Presidente de Ucrania.