Trump ordenó la salida de las tropas estadounidenses del norte de Siria

16 de octubre de 2019

15 de octubre de 2019 — El secretario de Defensa de EU, Mark Esper, informó en el programa de entrevistas Face the Nation de la cadena de TV, CBS News, el domingo 13, que el Presidente Donald Trump ordenó la salida de unos 1,000 efectivos de tropa estadounidenses del norte de Siria. “Para este momento, en las últimas 24 horas nos hemos enterado de que ellos [Turquía] intentan probablemente ampliar su ataque más hacia el sur de lo que se planeó inicialmente y hacia el oeste”, le dijo Esper a la presentadora del programa, Margaret Brennan. “También nos enteramos en las últimas 24 horas de que las fuerzas kurdas, las FDS, esperan llegar a un acuerdo, digamos, con los sirios y los rusos para contraatacar a los turcos en el norte. Entonces, así nos encontramos nosotros, como tenemos fuerzas estadounidenses, atrapados posiblemente entre dos ejércitos opuestos que avanzan y es una situación insostenible. Así que hablé con el Presidente anoche luego de analizar con los demás en el equipo de seguridad nacional y el ordenó que iniciemos un retiro deliberado de fuerzas del norte de Siria”.

Luego de los comentarios de Esper a CBS se suscitaron una serie de acontecimientos en Siria, en donde funcionarios kurdos anunciaron, ciertamente, que las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) habían llegado a un acuerdo con Moscú y con Damasco, y como resultado del mismo, las tropas sirias avanzarían hacia Manbji, la población bajo control del FDS en la ribera occidental del Eufrates, esa misma noche. Esto lo anunció el jefe del consejo militar Kobani, Ismat Sheikh Hassan, quien le anunció a la red de televisión kurda Kurdistan 24 que las FDS habían llegado a un acuerdo luego de que se convencieron de que Estados Unidos les había abandonado. “Nosotros solos debemos aliviar nuestra pena”, dijo Hassan. “Cuando insistíamos en que todos los kurdos debían de confiar en nuestra unidad, nadie escuchaba. Ahora hemos llegado a un acuerdo con el gobierno sirio y con los rusos. Se supone que ellos van a entrar a la zona esta noche”.

El comandante de las FDS, general Mazloum Abdi, en una reunión que sostuvo entre el 6 y el 9 de octubre con William Roebuck, el enviado especial asistente para la Coalición para Derrotar al EIIS, había advertido que las FDS se verían obligadas a acudir a los rusos si Estados Unidos no podía proteger a los kurdos de un ataque turco. Esto se conoció en un documento que publicó CNN —que los funcionarios estadounidenses no han confirmado— que se supone es una minuta de la reunión. “Yo me he contenido por dos días de ir a la prensa y decir que Estados Unidos nos abandonó y que quisiéramos que se salgan de nuestras zonas ya para poder invitar a los rusos y a los aviones del régimen [sirio] para que ocupen este espacio aéreo”, dijo Mazloum según el documento. “O paran este bombardeo contra nuestro pueblo ya, o se hacen a un lado para que puedan entrar los rusos”, agrega. “Hay dos fuerzas en Siria que pueden detener esta masacre. Estados Unidos y Rusia. Si ustedes no quieren hacerlo, entonces se lo pediremos a ellos”, concluye.

Aunque no es claro realmente, al menos en público, que Estados Unidos esté coordinando con Rusia para tratar de resolver la situación en el norte de Siria, es un hecho que la única manera en que esto puede funcionar es si Estados Unidos y Rusia cooperan para garantizar que haya una solución negociada entre todas las partes con pleno reconocimiento del gobierno de Assad, en especial de parte de Turquía, y con respeto a la soberanía y la integridad territorial de Siria, para que asuma el gobierno de toda la frontera norte con Turquía.