Corea del Norte: Los ejercicios militares de EU y República de Corea amenazan con desestabilizar los acuerdos

9 de agosto de 2019

8 de agosto de 2019 –- El Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea (RPDC) emitió una declaración el martes 6 de agosto, en donde condena el plan de Estados Unidos y de la República de Corea (del Sur) para llevar a cabo una serie de ejercicios militares a pesar de los acuerdos que Washington y Seúl hicieron con Pyongyang desde el año pasado. “A pesar de nuestras repetidas advertencias, las autoridades de Estados Unidos y Corea del Sur finalmente comenzaron ejercicios militares conjuntos en contra de la RPDC”, dice la declaración. La declaración acusa a Estados Unidos de estar aumentando la hostilidad militar en contra de Corea del Norte al desplegar equipo militar ofensivo adicional a Corea del Sur, y al etiquetar a Corea del Norte como un “estado forajido” y “promotor” de la tecnología nuclear. Esas acciones “demuestran que las autoridades de Estados Unidos y Corea del Sur no tienen de ningún modo la voluntad política para implementar las declaraciones conjuntas por las cuales se comprometieron para mejorar las relaciones entre Corea del Norte y Estados Unidos, y las relaciones entre Corea del Sur y Corea del Norte, y que se mantienen inalterables en su posición de seguir mirándonos como un enemigo”.

La declaración advierte que mientras Pyongyang, capital de Corea del Norte, mantiene su compromiso para resolver los problemas por medio del diálogo, este deseo se debilita, “en tanto que continúan las maniobras militares hostiles”. Dice que “no se puede esperar [un diálogo constructivo] en momentos en que se llevan a cabo maniobras que simulan una guerra en contra de uno de los miembros de este diálogo, y no hay ninguna necesidad de tener un diálogo infructuoso y extenuante con quienes no tienen comprensión alguna de comunicación”.

No está claro si esto sucedió antes o después de que se emitiera esta declaración, pero el ejército norcoreano lanzó un par de misiles balísticos de corto alcance al Mar del Este por cuarta vez desde del 25 de julio. El Comando Conjunto de Corea del Sur dijo que los misiles volaron alrededor de 450 kilómetros al este atravesando la península coreana antes de caer en el Mar del Este, el misil alcanzó una altura de 37 kilómetros y una velocidad máxima de 6.9 Mach (que equivale a velocidad del sonido). Kim Dong-yub, un experto militar de la Universidad de Kyungnam, Corea del Sur, le dijo a Reuters que la zona en la que se llevó a cabo el lanzamiento reciente es importante porque la travesía del vuelo de 450 kilómetros quiere decir que esos misiles pueden alcanzar a toda Corea del Sur.

Choi Hyun-soo, vocera del Ministerio de Defensa de Corea del Sur, dijo que el lanzamiento que hizo Corea del Norte se contrapone al espíritu del acuerdo militar bilateral al que llegaron el año pasado para reducir las amenazas convencionales, informó Politico. La oficina del Presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, dijo que su asesor, el director de la oficina de Seguridad Nacional, sostuvo hoy una reunión de emergencia con el ministro de Defensa y jefe de espías del país para discutir estos lanzamientos.

Mark Esper, secretario de Defensa de Estados Unidos, les dijo a los periodistas que viajan con él a Japón, que Estados Unidos no va a “reaccionar” a estos lanzamientos recientes, informó Reuters. “La clave es dejar la puerta abierta para la diplomacia... No vamos a reaccionar a esto, sino que vamos a monitorearlos, los estamos siguiendo de cerca y somos conscientes de lo que está sucediendo”, afirmó. Esper dijo que el actual ejercicio militar con Corea del Sur, denominado “Dong Maeng” y en gran medida simulado en computadora, se está llevando a cabo y en este momento no está planeado alterar el futuro de los ejercicios militares conjuntos con Seúl.