Otra provocación: la real armada británica capturó un buque cisterna con petróleo iraní para Siria

6 de julio de 2019

6 de julio de 2019 — En una abierta maniobra provocadora para exacerbar la crisis con Irán, la armada real británica capturó un buque cisterna en las costas de Gibraltar, bajo la sospecha de llevar petróleo iraní a Siria. Los británicos alegan que el buque es iraní, pero un portal electrónico de embarcaciones indica que es propiedad de la firma “Russian Titan Shipping Lines” de Dubai, Emiratos Árabes Unidos. No hay ninguna otra información sobre la compañía. Más aún, según el diario londinense Guardian, los 28 miembros de la tripulación del barco eran en su mayoría de India, y los demás de Ucrania y Pakistán, según las autoridades de Gibraltar.

Un destacamento de 30 marinos británicos, como piratas del siglo 21, abordaron el buque cisterna con cuerdas lanzadas desde helicópteros. En respuesta, Irán convocó al embajador británico, Robe Macaire, al Ministerio del Exterior para que explicara lo que calificaron como “captura ilegal” del buque, que el Reino Unido había declarado antes que se trataba de hacer valer las sanciones de la Unión Europea contra Siria.

El Guardian cita fuentes del Ministerio de Defensa británico que alegan que las tropas británicas habían actuado bajo la dirección de la policía de Gibraltar. Sin embargo, el ministro de Relaciones Exteriores de España, Josep Borrell, dijo que Gibraltar había capturado el buque a solicitud de Estados Unidos al Reino Unido. Además, España califica la captura del barco como una violación a la soberanía española, ya que los marinos británicos abordaron el buque cisterna en aguas territoriales de España, y no en el puerto de Gibraltar. “Estamos analizando las circunstancias para ver cómo afectan a nuestra soberanía”, dijo Borrell, quien señaló que Washington había alertado a Londres de la presencia del buque cisterna en aguas europeas, en vez de informar a España.

Como si fuera parte de un guión, el asesor de seguridad nacional de EU, John Bolton, declaró con beneplácito la captura del buque. “Noticia excelente: el Reino Unido detuvo al buque cisterna Grace I cargado de petróleo iraní para Siria, en violación de las sanciones de la Unión Europea”, tuiteó Bolton. “Estados Unidos y nuestros aliados seguirán evitando que los regímenes de Teherán y Damasco sigan lucrando con este comercio ilícito”, agregó.

Según el Guardian, el registro de Lloyd indica que el “Grace 1” tiene “una compleja cadena de propiedad” y está bajo el control de la firma Russian Titan Shipping, subsidiaria de la firma TNC Gulf, una compañía naviera con sede en Dubai. Los ejecutivos ligados a esas compañías tienen calificaciones técnicas de universidades iraníes, o la lista de nombres está en farsi. Ellos sostienen que el buque cargó el petróleo en Irán y luego viajó alrededor de África par entrar al Mediterráneo vía el Estrecho de Gibraltar.