Vladimir Putin en visita de Estado en Italia, habla de la relación con EU al diario Corriere della Sera

5 de julio de 2019

5 de julio de 2019 — El Presidente de Rusia, Vladimir Putin, estuvo de visita en Roma el jueves 4 de julio y se reunió con el Presidente italiano Sergio Mattarella, con el primer ministro Giuseppe Conte, con el Papa Francisco, y con su amigo Silvio Berlusconi.

La reunión con Conte se programó para la tarde y fue seguida por una conferencia.

Putin dio una entrevista escrita a Corriere della Sera, que se publicó el día de su visita con el encabezado de “Estamos listos para retomar el hilo estratégico con Estados Unidos”.

En el texto, que fue colocado en el sitio electrónico de Putin, dice que la desintegración del sistema de seguridad internacional comenzó con el retiro estadounidense del Tratado ABM (misiles antibalísticos) durante el gobierno de George W. Bush. Ahora Estados Unidos se niega a negociar el Tratado INF (fuerzas nucleares intermedias), y Putin acaba de firmar una legislación en Rusia para retirarse del tratado INF como lo hizo Washington. El Tratado START va a expirar en el 2021, pero aparentemente Estados Unidos no está interesado para discutir la extensión del mismo o de sustitución.

Sin embargo, dice Putin, “recientemente, el gobierno en Washington ha comenzado a reflejar la posibilidad de reiniciar nuestro diálogo bilateral en base a un programa estratégico más amplio. Yo considero que alcanzar acuerdos concretos en el campo de asegurar el control armamentista ayudaría a mejorar la estabilidad internacional. Rusia está dispuesta políticamente a hacer esto; ahora le toca a Estados Unidos tomar una decisión. Yo recalqué esta posición en nuestra reunión con el Presidente Trump recientemente en las márgenes de la cumbre del G20 en Japón”.

En respuesta a otra pregunta, añadió que “para superar la situación actual poco saludable, tenemos que abandonar los conceptos arcaicos de ‘disuasión’ y de la ‘filosofía de bloque’ de la era de la Guerra Fría”.

“El sistema de seguridad debe ser común e indivisible. Esta arquitectura se debe basar en los principios fundamentales de las relaciones entre los Estados consagrados en la Carta de la ONU y el Acta Final de Helsinki, como el no uso de la fuerza o la amenaza de fuerza, la no interferencia en los asuntos internos de los Estados soberanos, y la solución política pacífica de las disputas”.

Le preguntaron a Putin sobre su relación con Matteo Salvini (viceprimer ministro y ministro del Interior, así como secretario general del partido Liga Norte) y con Berlusconi. Respondió que la relación con Salvini está al nivel de partido a partido, pero elogió el hecho de que “Matteo Salvini tiene buenos sentimientos hacia Rusia, y el está muy familiarizado con sus realidades. Nos reunimos en Milán en 2014, donde hablamos las posibilidades de desarrollo de los nexos ruso-italianos, así como las relaciones de Rusia con la Unión Europea”.

Sin embargo, “en nuestras relaciones con Estados extranjeros tenemos consideración de los dirigentes electos legítimamente”.

Sobre Berlusconi, a quien tenía contemplado visitar en privado, dijo que “Silvio es un político de estatura internacional, un verdadero dirigente que defendió vigorosamente los intereses de su país en la arena internacional... Nos reunimos muy poco, pero cuando tenemos oportunidad, nunca se permite hablar de asuntos internos, ni yo tampoco”.

“Es importante que en Italia hay un consenso absoluto entre todas las fuerzas políticas sobre la necesidad de desarrollar buenas relaciones con Rusia. Y nosotros pensamos recíprocamente en esto”.