Secretario de Relaciones Exteriores de México, Ebrard, hizo una alentadora visita a China; renovarán la asociación estratégica

3 de julio de 2019

3 de julio de 2019 – Inmediatamente después de la cumbre del G20 en Japón, el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, y miembros de su delegación hicieron una visita de dos días a Pekín, China, para platicar sobre la renovación de las relaciones bilaterales y la cooperación en una amplia variedad de áreas, como es el deseo del Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

En una reunión que se llevó a cabo el 2 de julio, el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, y Ebrard, acordaron planificar una perspectiva de cinco años para fortalecer las relaciones bilaterales. En su rueda de prensa conjunta, Wang Yi invitó a López Obrador a visitar China en una fecha conveniente para ambos, y declaró que "tenemos confianza en que el contacto entre los dos Presidentes promoverá los lazos entre China y México".

El sitio electrónico Lopez-Doriga.com cita a un experto chino en América Latina que observa que no obstante México no se ha unido formalmente a la Iniciativa de la Franja y la Ruta (IFR), hay muchos proyectos en marcha que se podrían considerar en el ámbito de la misma. Este experto sugiere que cuando Xi jinping visite a Brasil y a Chile en noviembre, podría hacer un alto en México, que sería la ocasión para que López Obrador firmara formalmente la unión de México al la IFR.

Las pláticas de Ebrard en Pekín, no van a ser música para los oídos del secretario de Comercio de Estaods unidos, Wilbur Ross, quien en abril de este año le dijo a Alfonso Romo, Jefe de la Oficina de la Presidencia del gobierno de AMLO, que como condición quid pro quo para levantar los aranceles al aluminio y al acero mexicanos, Washington instaba a México a rechazar las inversiones de China, especialmente en "proyectos estratégicos". El experto de referencia, advierte que bajo la égida del Acuerdo EU, México, Canadá, en cuanto se ponga en vigor, Washington puede tratar de impedir la realización de negocios chinos en la región.

En cualquier caso, Ebrard subrayó que México busca mejorar la asociación estratégica integral México-China, aumentando las inversiones chinas en México y las exportaciones mexicanas a China. El 1º de julio, Ebrard realizó un seminario en la embajada de México para 60 empresarios chinos, copatrocinado por la Agencia China para la Promoción de las Inversiones. Aquí Ebrard puso de relieve que López Obrador quiere tomar pasos concretos para hacer realidad el potencial pleno de las relaciones bilaterales, en especial en tales sectores como las manufacturas avanzadas, transporte eléctrico y convencional, el comercio electrónico, la agroindustria, el sector aeroespacial, la innovación y otros. Además México va a participar en la Exposición Internacional de Importaciones de China (EIIC), en Shangai.

En la conferencia de prensa del martes 2 de julio, Ebrard resaltó el que China y México “tienen la obligación de trabajar juntos para hacer frente a grandes desafíos globales”. Wang Yi recalcó que China y México son “civilizaciones milenarias y valoramos nuestra independencia y autonomía. Debemos aumentar nuestra comunicación e intensificar la cooperación, fortalecer nuestra Asociación Estratégica Integral, y contribuir a la construcción de una comunidad con un futuro compartido para la humanidad”.