Entrevista a Hussein Askary del Instituto Schiller, sobre el plan de Trump para el Medio Oriente

2 de julio de 2019

2 de julio de 2019 — La agencia noticiosa iraní Tasnim News Agency publicó el sábado 29 una entrevista con Hussein Askary, dirigente del Instituto Schiller, sobre el tema del plan de “Paz y Prosperidad” para el Medio Oriente propuesto por Jared Kushner para el gobierno de Trump. Aquí presentamos una parte esencial del intercambio sobre el contexto más amplio de las posibilidades del plan:

Tasnim: “Algunos analistas dicen que el enfoque del gobierno de Trump en un plan económico, dirigido por su yerno Jared Kushner, es un error estratégico que pudiera obstaculizar las negociaciones de paz antes de que comiencen. ¿Cuál es su evaluación de la perspectiva de Estados Unidos sobre el conflicto y el futuro del plan? ¿Es esto, de alguna manera, práctico?”.

Askary: “Yo creo firmemente en el concepto propuesto por el finado prisionero político y economista estadounidense Lyndon LaRouche, de que no puede haber paz sin desarrollo económico. Sin embargo lo que se está presentando aquí está destinado a fracasar, no a tener éxito. Recuerde que estas son las mismas ideas que se propusieron durante el proceso de paz en Oslo, hace dos décadas. Kushner está presentando este plan en Bahrain en una conferencia que fue reducida a un taller, porque ya la había boicoteado la Autoridad Palestina y lo habían atacado todos los grupos políticos palestinos. El mismo Kushner dice que está presentando la parte económica del “acuerdo del siglo” porque la parte política de este es tan polémica. Los palestinos -–y yo concuerdo con ellos—- dicen que este plan económico es un chantaje para forzarlos a aceptar la parte política. Pero Kushner ya sabe cuál va a ser la respuesta de los palestinos. Si no lo aceptan (y hay más violencia en contra el pueblo palestino de parte del gobierno extremista de Benjamín Netanyahu) entonces Estados Unidos podría decir que los palestinos solo pueden culparse a sí mismos y a más nadie.

“Los británicos (instigadores de todo este problema desde el principio) y los israelíes de extrema derecha van a extender este conflicto tanto como puedan para garantizar la inestabilidad y la propensión a conflictos en la región. Además, la filosofía extremistas del Likud dice que ‘Jordania es Palestina’, lo cual significa que es probable que los palestinos despierten un mañana y se encuentren con que están en Jordania. De manera que, no hay intención alguna, al menos de parte de la derecha israelí, de alcanzar la paz.

“Según mis fuentes en Estados Unidos, es posible que personalmente Trump no apruebe una ideología similar a la de los proponentes del Likud o del sionismo, sin embargo él ha aceptado al régimen del Likud sin ninguna condición, y le presta atención a gente como el milmillonario Sheldon Adelson sobre cómo tratar con el medio Oeste. Por el momento, él está concentrado en Irán, y rodeado de halcones como John Bolton y Mike Pompeo, que promueven toda la línea de Netanyahu de que Irán es la fuente del terrorismo en la región.

“De todos modos, veo con optimismo que pueda haber un diálogo genuino entre Trump y el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el Presidente de China, Xi Jinping, pronto (en los márgenes de la próxima Cumbre del G20), que pueda traer algo de sensatez a la situación, porque el mundo entero se puede ver afectado por un enorme conflicto bélico en el Golfo Pérsico. Esto también afectará la cuestión palestina”.