México da pasos diplomáticos cautelosos con relación a China

24 de junio de 2019

24 de junio 23 –- El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, va a viajar a Pekín para sostener reuniones de alto nivel justo antes de la cumbre del G20 en Osaka, Japón, informó el gobierno mexicano. Anteriormente, Ebrard había cancelado su participación en el Segundo Foro de la Franja y la Ruta, evidentemente bajo presión de Washington, incluyendo aquí las amenazas públicas hechas por el secretario de Comercio, Wilbur Ross, al jefe del despacho de la Presidencia de la República, Alfonso Romo Garza, en el sentido de que no debe permitir que haya inversiones “significativas” de China en México, y se envió una delegación de menor nivel al Foro.

El pasado 3 de junio, Luz María De la Mora, subsecretaria de Comercio Exterior en la Secretaría de Economía de México, afirmó en el Seminario de Promoción de Inversión México-China (Guangdong), organizado por el Consejo Mexicano de Comercio Exterior (COMCE) que tuvo lugar en la Ciudad de México, que, "sabemos que con China, México puede ser más fuerte. Y con México, China puede ser un país más fuerte… China y México compartimos en la Organización Mundial del Comercio agendas comunes como países en desarrollo, que utilizamos el comercio como un motor importante del crecimiento”. Ella recalcó que para México, el comercio exterior representa un 75% de su producto interno bruto (PIB), y que China es socio comercial #2 de México. “Sin embargo, en el área de la inversión aún tenemos grandes áreas de oportunidad para desarrollar”, agregó. Las inversiones chinas en México representan menos de un 1% del total de las inversiones que recibió el país desde 1999 al 2018, “superando un poco más de mil millones de dólares”.