Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

7 días de junio

24 de junio de 2019
trump-june20-2019.jpg
El Presidente Donald J. Trump durante su reunión con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, el jueves 20 de junio de 2019, en la Oficina Oval de la Casa Blanca.

24 de junio de 2019 — La semana entre el viernes 21 y el viernes 28 se puede configurar como un punto de inflexión mayor en la situación estratégica global, en la dirección de un Nuevo Paradigma que sustituya al quebrado imperio británico, y que Lyndon y Helga LaRouche han promovido desde hace tiempo.

El viernes 21 de junio, el movimiento de LaRouche tuvo el estreno de su impactante video titulado “El caso LaRouche: el primer trabajo de sicario de Mueller”, que se ha diseminado ampliamente junto con el video del Homenaje a LaRouche del 8 de junio, “El triunfo de Lyndon LaRouche”, así como el llamado para que el Presidente Donald Trump exonere a LaRouche. Una semana después, el viernes 28 de junio, el G20 tendrá su cumbre en Osaka, Japón, donde Trump se reunirá con el Presidente de China, Xi Jinping, y quizás también se reúna con el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, aparte de las demás actividades diplomáticas cruciales.

En medio de esta semana, el mundo sigue al borde de la Tercera Guerra Mundial, la cual, si se desata, podría significar una guerra termonuclear. Como lo señaló Helga Zepp-LaRouche en su videoconferencia semanal del 21 de junio:

“¿Quién sigue dormido y sabe que estamos al borde de la Tercera Guerra Mundial? Esta persona no está en el mundo real. Estamos más cerca de la Tercera Guerra Mundial que en cualquier otro momento. Yo diría, de todo el período de la posguerra. Ese peligro no se ha ido aún. Creo que es muy bueno que Trump haya intervenido en el último momento [para detener los ataques aéreos contra Irán], pero fue ¡10 minutos antes del ataque! La gente tiene que darse cuenta que no es ninguna broma.... Si estoy hubiese sucedido, pudimos haber estado rumbo a la Tercera Guerra Mundial ya; y no es ninguna exageración”.

Y si bien el mundo ha podido esquivar el peligro algunas veces en las últimas semanas, existen todas las razones para creer que los británicos y su partido belicista en Estados Unidos (los Bolton, Pompeo y Pence del escenario político) intentarán otra provocación de “falsa bandera” en los próximos días. Quienes minimizan el peligro de guerra, subrayó Zepp-LaRouche, en realidad aumentan ese peligro, pues le ponen un impedimento a la necesaria movilización para detener la guerra.

¿Qué tipo de movilización se necesita? Todo el viejo paradigma británico del libre comercio y la geopolítica que está llevan al mundo a la guerra de manera inexorable, se tiene que sustituir por un acuerdo de las cuatro potencias más importantes para el desarrollo económico global, como el que ha especificado Lyndon LaRouche, entre Estados Unidos, China, Rusia e India, cuyos dirigentes estarán presentes en la cumbre del G20 en Osaka a partir del 28 de junio. Trump tiene programado reunirse con Xi Jinping; y en varios comentarios a la prensa del 20 de junio y de nuevo el 23 de junio, Putin expresó una mex más su disposición a sentarse a dialogar con Trump para abordar los asuntos estratégicos más espinosos. Hay oportunidades que no se deben perder, que pueden servir como fundamento para los cambios decisivos y profundos que deben seguir. Zepp-LaRouche lo planteó de la siguiente manera en su videoconferencia del viernes 21:

“En cuanto a la reunión del G20, si fracasa, se podría perder la última oportunidad para establecer la paz. Y por otra parte, tenemos el potencial de que Trump se reúna con Putin y con Xi Jinping en particular, y encontremos una solución a muchos problemas que tiene el mundo... Tenemos que cambiar el paradigma absolutamente; el partido belicista tiene que ser detenido. Se tiene que facultar a Trump para que lleve a cabo sus propósitos de mejorar las relaciones con Rusia y con China, cosa que el ha declarado en múltiples ocasiones”, subrayó Zepp-LaRouche.

Sin embargo, el Presidente Trump, enfrenta en el país una situación de poder dual orquestada por los británicos, incluso al interior de su gobierno, y es necesario fortalecerlo, y apremiado a que aproveche la cumbre del G20 para cambiar la dirección estratégica global. La exoneración de Lyndon LaRouche es el punto de apoyo para hacer posible ese cambio drástico.

“Puede ser que no sea obvio para mucha gente”, señaló Zepp-LaRouche, “pero si Lyndon LaRouche no es exonerado, yo no creo que podamos parar el empecinamiento por la Tercera Guerra Mundial. Porque su exoneración, y la neutralización de la maquinaria de guerra que lleva al mundo hacia la Tercera Guerra Mundial, es una la y la misma cosa. Porque fue ese mismo aparato que proceso a mi esposo, a pesar del hecho de que era totalmente inocente de todas las acusaciones, que constituye exactamente el partido bélico que empuja al mundo al borde la extinción”.

Por este motivo, reiteró Zepp-LaRouche, “nuestro objetivo es que estos videos circulen por todos lados y actuar en consecuencia; lo cual significa que tenemos que lograr la exoneración de Lyndon LaRouche”.