Se profundiza la crisis en Argentina; grandes expectativas ante la presentación del libro de Cristina Fernández de Kirchner

10 de may de 2019

9 de mayo de 2019 — Cuando las cifras trimestrales que se presentaron recientemente muestran una impresionante y continuada destrucción de la economía argentina y de los niveles de vida de la población, gracias al Fondo Monetario Internacional y al Presidente Mauricio Macri, hay una expectativa generalizada de la presentación hoy 9 de mayo del libro de la ex Presidente Cristina Fernández de Kirchner, titulado Sinceramente, un repaso de las tres presidencias de los Kirchner y de lo que se logró en ese período.

La presentación se va a llevar a cabo en la Feria del Libro Argentina, que tiene lugar en un sitio histórico que una vez fue propiedad de la oligarca Sociedad Rural. Ella va a dar un discurso en la Sala Jorge Luis Borges, que puede albergar un público de 1000 personas, sin embargo se esperan 4,000 gentes. Le pidieron que sus seguidores, que generalmente son ruidosos y tocan tambores, no asistieran al acto, de manera que no distraiga esto de la seriedad de la ocasión, así que ella arregló que haya una enorme pantalla de televisión que se ubique cerca del lugar para que sus activistas puedan verla.

Aunque no se sabe si Fernández va a hacer campaña electoral para la presidencia este año, existe la necesidad y la exigencia imperiosa de un cambio de políticas. Las cifras trimestrales que presentó recientemente la agencia de estadísticas del gobierno muestran un descenso anualizado del 11.1% en la producción industrial; tan solo en marzo, la producción industrial cayó en un 13.4%; la producción automotriz cayó en un 29.7% en el primer trimestre, y 39.1% solo en marzo. La industria de la construcción colapsó en un 11.3% en el primer trimestre, y un 12.3% solo en marzo. Según la economista Julia Strada, la industria está funcionando a un 58.4% de su capacidad instalada.

De acuerdo al vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), el descenso en la producción industrial todavía no ha tocado fondo. Aún más, el gobierno no ha podido detener la devaluación del peso; ayer llegó a la cifra sin precedente de $46 dólares por peso, mientras que la tasa de inflación para el mes de abril fue de 4.6%, apenas por debajo de la inflación record de marzo de un 4.7%. Aunque Macri dice que está controlando los precios de los alimentos, estos siguen en aumento, haciendo imposible que los más pobres puedan acceder a ellos y reduciendo más el mercado interno.