Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia: intervención militar de EU en Venezuela significaría una “humillación para toda América Latina”

7 de may de 2019

6 de mayo de 2019 –- El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, se reunió este domingo 5 de mayo en Moscú con su homólogo venezolano, Jorge Arreaza, ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, para hablar sobre las perspectivas de una mediación internacional para facilitar las pláticas entre el gobierno de Maduro y la oposición, así como los pasos adoptados para profundizar la asociación integral existente entre las dos naciones y proceder con varios proyectos de cooperación económica.

La reunión se lleva a cabo apenas un día antes de que Lavrov, como está programado, se reúna con el secretario de Estado de EU, Mike Pompeo, en Finlandia, para discutir sobre Venezuela, entre otros temas.

Lavrov también está concentrado en tratar de crear un “grupo informal” de naciones de la Organización de Naciones Unidas (ONU), que como él explicó, procure “proteger los objetivos y principios de la Carta de la ONU y contrarrestar las sanciones unilaterales que se han impuesto ilegalmente contra Venezuela y han empeorado enormemente su situación socioeconómica”.

En unas declaraciones que dio Lavrov antes de la reunión, como lo informa el portal electrónico del Ministerio de Relaciones Exteriores, advirtió que “los intentos de forzar un cambio de régimen en Caracas no tienen nada que ver con un proceso democrático y solo socavan la perspectiva de una solución política a la crisis. De continuar por esta vía nos enfrentaremos a consecuencias catastróficas. Hacemos un llamado a los estadounidenses y a todos los que los apoyen, a que renuncien a sus planes irresponsables y a actuar exclusivamente en el marco del derecho internacional, como sugirió el Presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, durante su conversación telefónica con el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el 3 de mayo”. Asimismo, agregó que “esperamos que Estados Unidos entienda la humillación que supondría para toda América Latina el uso de la fuerza en Venezuela”.

Por su parte, Arreaza agradeció a Lavrov por el apoyo de Rusia, y atacó el llamado que hizo el susodicho "presidente" Juan Guaidó el 30 de abril a un levantamiento militar “que fracasó completamente”. Los intervencionistas de Washington responsabilizaron a Rusia de este fracaso, afirmando que de este modo estaba “apuntalando” a Nicolás Maduro.