La primera planta nuclear flotante en el mundo empezará a producir energía a finales de este año

13 de abril de 2019

13 de abril de 2019 — Este año empezará a producir sus primeros kilovatios para la red eléctrica de Chukotka, la primera central nuclear flotante del mundo, la planta Akademik Lomonosov, informó Alexey Likhachev, director ejecutivo de Rosatom, en entrevista con TASS en el marco del Foro Ártico Internacional que se llevó a cabo en San Petersburgo, Rusia. “Todavía tenemos entre mes y medio y dos meses para probar el funcionamiento de la central nuclear, y ya cerca del otoño, se enviarán las regulaciones sobre seguridad a Pevek en Chukotka. Antes de fin de año, Akademik Lomonosov estará conectada a la infraestructura costera e incluso empezará a enviar los primeros kilovatios a Pevek. Estamos seguros de que todo estará listo para finales de año”, dijo, según la reseña de la agencia TASS. En la población porteña ártica de Pevek, en donde estará atracada la planta, las temperaturas ambientales pueden caer a veces hasta los -50 grados centígrados.

La planta de 70 megavatios, construida por el Astillero Báltico en San Petersburgo, se entregará en julio a su promotora, la corporación estatal de energía nuclear rusa Rosatom.

Rusia no ha hecho público ningún plan de producción a gran escala para tales centrales eléctricas flotantes que podrían servir como parte del repunte que han tenido en todo el mundo los reactores modulares pequeños (SMR). Los reactores modulares pequeños o SMR, son unidades construidas en fábrica con menos piezas, diseñadas para ser instaladas bajo tierra con sistemas de enfriamiento pasivo que la industria dice que son inherentemente seguros. Estos SMR están ahora en una etapa más avanzada de desarrollo. Se espera que estos reactores alcancen los $100 mil millones en el mercado mundial en el 2035, según la Agencia de Energía Nuclear, una organización intergubernamental con sede en París.