Estados Unidos designó a la Guardia Revolucionaria iraní como “organización terrorista extranjera”

10 de abril de 2019

9 de abril de 2019 — En lo que diversos observadores y analistas consideran una virtual “declaración de Guerra” y un desacierto estratégico, el Secretario de Estado Mike Pompeo anunció el lunes 8 que, desde a partir de una semana contando desde ayer, los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI) de Irán será designada como “Organización Terrorista Extranjera” por el Departamento de Estado de Estados Unidos. Esta es la primera vez en que el gobierno de Estados Unidos haya designado a un cuerpo militar de otro país, como organización terrorista.

Esto “lo hacemos porque el régimen iraní utiliza el terrorismo como herramienta de Estado, lo cual le hace fundamentalmente diferente a cualquier otro gobierno”, alegó Pompeo. “Este paso histórica le quitará al principal Estado promotor del terrorismo en el mundo, los medios financieros para diseminar la miseria y la muerte por el mundo”, agregó.

“Esta acción constituye un claro mensaje para Teherán, de que su apoyo al terrorismo tiene consecuencias graves”, expresó el Presidente Donald Trump en una declaración emitida por la Casa Blanca. “Seguiremos aumentando la presión financiera y a elevar los costos al régimen iraní por su apoyo de las actividades terroristas hasta que abandone su maligno y malechor”, agrega la misma.

Ya desde antes de que se hiciera el anuncio oficial, algunos funcionarios iraníes habían advertido como respondería Teherán a una maniobra como esa, en respuesta a las filtraciones de la prensa que habían comenzado a dar a conocer la noticia desde el viernes 5.

“Si los americanos hacen esa maniobra necia y ponen en peligro nuestra seguridad nacional, vamos a implementar y poner en práctica medidas recíprocas en nuestro programa, en base a las políticas de las instituciones islámicas de Irán”, dijo el domingo 7 el comandante de los CGRI, mayor general Mohammad Ali Jafari. Señaló que si Estados Unidos designa a los CGRU como organización terrorista, el ejército estadounidense y sus fuerzas de seguridad ya no tendrán paz ni calma en el Medio Orienta, según informó la agencia Tasnim. La misma fuente informó que 255 legisladores iraníes, una mayoría del parlamento iraní, firmaron una declaración en la cual expresan su pleno respaldo a las fuerzas armadas de su país, entre ellas los CGRI, y se comprometen a responder de la misma manera a cualquier acción que tome Estados Unidos en contra de la fuerza de élite iraní.

Poco después de que Pompeo hizo el anuncio, el Consejo Nacional Iraní Americano (CNIA) emitió un memorando en el cual advierten que la medida adoptada tendrá muy poco efecto económico sobre los CGRI, pero “pudiera sentar las bases de un conflicto catastrófico con Irán”. El memorando advierte también de que esa medida pudiera elevar enormemente el riesgo para las tropas estadounidenses desplegadas en Iraq y en Siria, ya que en ambos países han estado a muy corta distancia de efectivos de los CGRI y de sus milicias aliadas. Esa medida puede ser utilizada como motivo para los efectivos estadounidenses reciban el mismo tratamiento, quitándoles la protección legal bajo el derecho internacional del que ahora gozan. La designación anunciada “agrava de manera dramática las tensiones entre EU e Irán, y descarta la posibilidad de que haya una diplomacia exitosa entre los dos países, ya sea sobre la crisis regional, los estadounidenses detenidos en Irán o el programa nuclear y el de misiles balísticos de Irán”. La declaración del CNIA señala que por estos y otros motivos, tanto el Departamento de Defensa como la CIA se han opuesto desde hace mucho tiempo a que se designe a los CGRI como organización terrorista.