La economía alemana a punto de pescar una pulmonía con lo que pone en peligro a la zona del euro

6 de abril de 2019

6 de abril de 2019 — Por segundo mes consecutivo cayeron los pedidos industriales en Alemania: 4.2% mes a mes. La caída más pronunciada se produjo en el sector de bienes de capital: 6%. Los pedidos de bienes de consumo se redujeron 3.5%. Hay una reducción significativa en los pedidos de fuera de la zona del euro. Sin embargo, estos datos preliminares, dados a conocer por la oficina de Estadísticas de Alemania, no especifican dónde se produjo la caída en la demanda.

Al mismo tiempo, los cinco institutos de econometría que constituyen la junta de asesoría económica del gobierno, redujeron su prognosis del crecimiento del PNB, de 1.9% a 0.8%., en su informe de primavera presentado ayer. Su pronóstico para el 2020 todavía es de 1.8% aunque ya han dado indicios de que también podrían corregir estas cifras. El pronóstico de la OECD para Alemania es de solo 0.7% para este año.

Alemania es la locomotora de la eurozona. La desaceleración de su economía garantiza efectos más severos en otras partes de las economías de la eurozona. Esta dinámica de la economía real contrasta de manera aguda con la dinámica de la burbuja financiera, que ha venido creciendo durante el mismo período. Ayer el índice de la bolsa de valores de Alemania, DAX, alcanzó un máximo histórico de 1961 puntos, solo para sufrir una pequeña desaceleración el jueves 4 ante las malas noticias económicas.