López Obrador propone desarrollo para detener las migraciones; reitera su compromiso de buenas relaciones con Estados Unidos

3 de abril de 2019

3 de abril de 2019 –- Durante su rueda de prensa diaria este lunes 1 de marzo, los periodistas presionaron al Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) para que comentase sobre las amenazas del Presidente Donald Trump de cerrar la frontera de Estados Unidos y México, y en tal caso, cuál sería el “plan B” que ha previsto el gobierno de AMLO si llegara a implementarse. El Presidente mexicano respondió a esto y dijo que “Si les contesto eso es adelantar vísperas”. Le preguntaron si no toma en serio la amenaza, y respondió: “Tan lo tomo en serio que debemos de actuar con prudencia”.

“Estamos ayudando en todo lo que es el flujo migratorio por nuestro país, porque no es un asunto solo de México” insistió. La migración “viene de Centroamérica, de otros países, porque no se están atendiendo las causas. Es decir, la gente no tiene oportunidades de trabajo, hay pobreza, hay inseguridad, hay violencia. La gente se echa a andar, emigra por necesidad y por violencia. Entonces, hay que atender las causas.

“Nosotros estamos promoviendo el que haya cooperación para el desarrollo y que los mexicanos puedan trabajar en sus comunidades de origen; y lo mismo nuestros hermanos centroamericanos. Ese es nuestro plan”, recalcó AMLO.

“No vamos a confrontarnos con el gobierno de Estados Unidos”, le respondió a otro periodista. Dijo que había discutido con sus asesores si México debía responder, en el caso en que México fue mencionado, y ellos tomaron la decisión unánime de que no debía hacerse eso. Dijeron que es mejor “tener una política de amistad con el gobierno de Estados Unidos, una relación de buena vecindad con el gobierno de Estados Unidos y actuar con mucha prudencia, no engancharnos en una confrontación... Es un problema que se origina, insisto, por la falta de oportunidades”.

AMLO advirtió que el flujo de mexicanos que tratan de cruzar la frontera ha bajado mucho, porque él está trabajando para crear oportunidades de empleo en México. Actualmente, informó, solo de 10% a 15% de los deportados en la frontera sur de Estados Unidos son mexicanos, y su meta es hacer de México un país en el que los mexicanos que quieran ir a Estados Unidos solo lo hagan de forma legal.