“El R. U. es el epicentro del intento de golpe de los dos últimos años”

28 de marzo de 2019

27 de marzo de 2019 — George Papadopoulos, uno de los que se llevaron entre las patas en el intento desesperado de la inteligencia británica para arreglar las elecciones presidenciales de Estados Unidos en el 2016, no ha olvidado que fueron los británicos los que dirigieron (y dirigen) la operación en contra del Presidente Trump y en contra suya. Papadopoulos ha estado atacando a los británicos durante la promoción de su libro Deep State Target: How I got Caught in the Crosshairs of the Plot To Bring Down President Trump (Un objetivo del Estado profundo: cómo me atraparon en medio del complot para derrocar al Presidente Trump) que salió públicamente a la venta el martes 26. En un tuit que sacó el domingo 24, previo al lanzamiento del libro, sintetizó así la responsabilidad: “La persona que me presentó al agente de inteligencia sobre occidente, Joseph Mifsud, le presentó también a Alison Saunders —la fiscal de más alto rango en el Reino Unido (RU)— a Bruce Ohr, cuatro días antes de la reunión en la Torre Trump. Yo denuncio a esta persona en mi libro. El RU es el epicentro del intento de golpe de los dos últimos años”.

Otros están exigiendo cabelleras también pero sin poner de blanco aún directamente a los británicos, aunque ninguna investigación seria podrá evadir la necesidad de investigar el papel del prominente ex agente del MI6, Christopher Steele, quien ha estado en el mero centro del intento de golpe en contra de la Presidencia de EU, ahora al descubierto.

El presidente de la Comisión de Asuntos Judiciales del Senado, Lindsey Graham, anunció ayer que él consideraba que se debería nombrar un fiscal especial que investigue los orígenes de las solicitudes de vigilancia hechas bajo la Ley de vigilancia de inteligencia extranjera (FISA por siglas en inglés) en contra de Carter Page, en donde se dice que fue esencial en la solicitud el infame expediente marrullero de Steele. El presidente de la bancada de mayoría Mitch McConnell, respaldó hoy el llamado de Graham, y dijo que “el senador Graham ha planteado una cuestión legítima... No es inapropiado que el presidente de la Comisión de Asuntos Judiciales, con jurisdicción sobre el Departamento de Justicia, investigue posibles malas conductas”.

El director asociado del Wall Street Journal, James Freeman, publicó un llamado hoy para que se interrogue al ex Presidente Barack Obama. “El informe Mueller confirma que el gobierno de Obama, sin evidencia, volteó los poderes de vigilancia del gobierno federal en contra de la campaña presidencial del partido que no estaba en el poder. Este histórico abuso de la autoridad ejecutivo fue aprobada por el Presidente Barack Obama, o no lo fue. Es tiempo de que el señor Obama diga lo que sabía y lo que no sabía”, escribe Freeman.

El senador Rand Paul de igual manera tuiteó: “¡Ha llegado el momento de investigar a funcionarios de Obama que tramaron y diseminaron el fraude de la conspiración rusa!

Daniel McAdams, director ejecutivo del Instituto Ron Paul, resume el sentir generalizado hoy en entrevista con RT:

“También fuimos exonerados todos nosotros, no solo el Presidente. Fue una cacería de brujas. El [Trump] sabía que era una cacería de brujas... quizá uno de los mayores fraudes en la historia de Estados Unidos... Nos convirtieron en demonios, nos vilipendiaron durante dos años, nos llamaron como les dio la gana... Ahora que estas personas han estado promoviendo este cuento falso, y han dañado vidas, y han dañado carreras, ¿aquí es donde debe terminar? ¿Van a tener que pagar por sus crímenes?”.