El nexo geopolítico británico empuja a Ucrania a la guerra con Rusia

9 de marzo de 2019

8 de marzo de 2019 — El jefe del Comando Europeo de EU, general Curtis Scaparrotti, dijo el martes 5 ante la Comisión de las Fuerzas Armadas del Senado que Estados Unidos debería prepararse para abastecer con armas letales a Ucrania, entre las cuales se deben contemplar los sistemas navales, sistemas de francotiradores y municiones. Se refirió al incidente en el Estrecho de Kerch entre Ucrania y Rusia (resultado de una provocación ucraniana) como la justificación para el suministro de los sistemas navales. Esta movida provocadora —estrechar el cerco de la OTAN en torno a Rusia— no ha pasado por deliberaciones políticas, le dijo a los senadores, por lo que le prometió proporcionar a la comisión con el lenguaje necesario para que en el proyecto de ley sobre política de defensa de este año sea posible ampliar el suministro de armamento.

Tres días antes, el atlanticista Fondo German Marshall de Estados Unidos se había juntado con el Ministerio de Relaciones Exteriores del gobierno ucraniano plagado de nazis, para celebrar una conferencia en Odessa el 1 y 2 de marzo titulada “El debate Odessa: Uniendo a Ucrania, la región del Mar Negro y los socios trasatlánticos”. Los oradores fueron: funcionarios de la OTAN (el Subsecretario General de Operaciones), del Departamento de Estado (Subsecretario Asistente para Asuntos de Europa Oriental y el Cáucaso), de la 6ta Flota de EU, del Instituto Nacional Demócrata y funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores de Georgia, de Rumania y de Turquía, los periodistas de siempre (Washington Post, Wall Street Journal, Radio Free Europe, etc.) junto con funcionarios ucranianos y representantes de los tártaros de Crimea.

Dos cables originados en Ucrania revelan el tenor de las discusiones. El general (retirado) estadounidense, Ben Hodges, ex comandante general del ejército de Estados Unidos en Europa despotricó en contra de Turquía y otros países de la OTAN por permitir que sus barcos comerciales atraquen en puertos de Crimea, reconociendo por lo tanto la reunificación de Crimen con Rusia. El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Pavlo Klimkin, fue más allá, alegando que occidente tiene que convertir el Mar Negro en un “triangulo de las Bermudas para Rusia”.