Rusia clave en la formación de un grupo de 50 naciones en la ONU para contrarrestar el plan de cambio de régimen en Venezuela

26 de febrero de 2019

26 de febrero de 2019 — Los representantes de 50 naciones se reunieron el viernes 22 en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (0NU) en Nueva York, para formar lo que el canciller venezolano Jorge Arreaza calificó de “grupo táctico”, con el propósito de defender el derecho internacional, la Carta de las Naciones Unidas y rechazar cualquier intervención militar en Venezuela.

El papel de Rusia ha sido decisivo en esto. Arreaza le dijo a TASS que Moscú y Caracas están coordinando sus actividades. En conferencia de prensa luego de la reunión, el embajador ruso ante la ONU, Vassily Nebenzia, informó que la misma se realizó “no solo para apoyar a las autoridades legítimas de Venezuela sino también para defender el derecho internacional. No se trata solo de Venezuela. Se trata también del enfoque para resolver los problemas internacionales y las diferentes crisis”.

El grupo táctico está en el proceso de formular propuestas al Secretario General de la ONU Antonio Guterres y al Consejo sobre Derechos Humanos de la ONU, entre otros, informó Arreaza en conferencia de prensa, después de la reunión. También anunció, como lo había hecho Nebenzia en su conferencia de prensa, que si se producía un ataque en la frontera colombo-venezolana (como se temía el sábado 23), entonces Rusia planeaba convocar a una sesión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU. “Rogamos porque no haya violencia... En Venezuela no va a empezar ninguna lucha civil” dijo Nebenzia. “No queremos que esto se convierta en una provocación que pudiera desatar sucesos peligrosos”, añadió.

La paz está en peligro, explicó Nebenzia. América Latina como “zona de paz” está amenazada y “este es el motivo por el cual este grupo de países que se reunieron hoy para discutir este problema, están unidos en oposición a cualquier acontecimiento militar que pudiera ocurrir en torno a Venezuela. Este grupo va a defender la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional y va a garantizar que su voz se escuche, que este no es el método para resolver los problemas internacionales”.

El grupo de 50 naciones se reunió, luego de que se reunió un grupo más pequeño en la misión venezolana ante la ONU, que contó con la presencia de representantes de Rusia, China, Irán, Corea del Norte, Cuba y Nicaragua.