Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela da tiempo de espera de 90 días, luego de la reunión en Uruguay

9 de febrero de 2019

9 de febrero de 2019 — Mientras que se agudiza la crisis en Venezuela, el Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela decidió dar un tiempo de espera de 90 días, luego de lo cual evaluará la situación, afirmó Federica Mogherin, Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y vicepresidenta de la Comisión Europea, luego de la reunión en Montevideo, Uruguay que se realizó el 7 de febrero. De inmediato se apresuró a explicar que el período de 90 días que se anunción antariormente no es una fecha límite para que se lleven a cabo elcciones presidenciales en Venezuela. Esto es coherente con la aparente política general de la Unión Europea de "es mejor no hacer nada, que hacer cualquier cosa".

"El grupo (de contacto) tiene un mandato claro y con diferentes fases, con un marco claro, porque los resultados serán revisados tras 90 días", afirmó. "No quisimos entrar en un proceso indeterminado, un proceso interminable, así que cuando establecimos el grupo, acordamos revisar y evaluar los resultados que hubieran, de nuestro trabajo en 90 días y decidir el camino a seguir. El grupo puede decidir finalizar estas actividades incluso antes o extenderla por más tiempo si vemos que hay un proceso que está sucediéndose".

El Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela incluye la Unión Europea (UE), Alemania, Bolivia, Costa Rica, Francia, Ecuador, España, Italia, los Países Bajos, Portugal, el Reino Unido y Suecia, según la declaración que dio Mogherini. Ni el gobierno de Venezuela ni la oposición venezolana participaron aquí, informó TASS. Marcelo Ebrard, Secretario de Relaciones Exteriores de México, asistió a la reunión de Montevideo, aunque México no forma parte del Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela.

Aunque Bolivia sí forma parte del Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela, y el ministro de Relaciones Exteriores boliviano, Diego Pary, participó en la reunión, su gobierno no respaldó la declaración final que emitió el Grupo. Pary insistió en que la única opción es el diálogo.

Mientras tanto, el felón del caso "Irán-Contras", Elliott Abrams, representante especial de Estados Unidos para Venezuela, le dijo el jueves 7 a los periodistas en una rueda de prensa en el Departamento de Estado, que Estados Unidos no está interesado en unirse al Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela de la Unión Europea. "Yo creo que nunca estuvimos interesados en unirnos a un grupo de contacto, porque creemos que ese no es el modo de actuar. Yo espero que sigan la posición de Estados Unidos, que es que el único mensaje útil para el régimen de Maduro es que ya llegó el momento de terminar con la dictadura en Venezuela", afirmó. Desde el comienzo, el vicepresidente Mike Pence, el Asesor de Seguridad Nacional John Bolton, el Secretario de Estado Mike Pompeo, y por supuesto su pequeño títere Juan Guaidó, han establecido que cualquier tipo de diálogo con Maduro es impensable, dado que se le considera ilegítimo.