Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Trump se mantiene firme frente a los intentos de golpe de la comunidad de inteligencia

31 de enero de 2019
trump-jan19-20192028229.jpg
El Presidente Donald J. Trump explica su visión de la crisis humanitaria que hay en el sur de la frontera de EU y aborda el cierre parcial del gobierno, el sábado 19 de enero de 2019, en el Salón de Recepción Diplomática de la Casa Blanca (Foto oficial de la Casa Blanca).

31 de enero de 2019 — Dan Coats, el neoconservador, fundamentalista cristiano y fanático del Rusiagate, desde su desafortunada posición de director de Inteligencia Nacional, lanzó el martes 29 un asalto frontal en contra del Presidente de Estados Unidos, en su testimonio por escrito ante la Comisión Selecta de Inteligencia del Senado. Coats en su testimonio sobre la evaluación anual de riesgos globales de la comunidad de inteligencia, atacó varios esfuerzos decisivos que ha emprendido Trump para ponerle fin a la servidumbre estadounidense a los dictados imperialistas británicos. Trump se mostró imperturbable y contraatacó en cada uno de los frentes, y sugirió que “¡más vale que la inteligencia se ponga a estudiar de nuevo!”

Coats dijo que Rusia y China “van a colaborar para contrarrestar los objetivos de Estados Unidos, aprovechando las dudas cada vez mayores en algunos lugares sobre el sistema democrático liberal”. Hasta cierto punto eso es correcto, pero está dejando por fuera que hay una revuelta popular ya en marcha, pero no en Rusia ni en China, sino por todo Estados Unidos y Europa, en contra del “orden democrático liberal” fracasado que se podría calificar mejor como “sistema británico”. De hecho, esta es la raíz de la revuelta en Estados Unidos que dio como resultado la elección de Donald Trump, impulsada por el descontento ante el desplome de la industria, de la infraestructura, del sistema de salud y la educación, así como también contra la guerra masiva de drogas que está destruyendo a los ciudadanos y las “guerras sin fín” a las que Trump prometió ponerle fin. Es también la raíz de la revuelta de los Chalecos Amarillos en Francia, del Brexit en Gran Bretaña y de la elección de un nuevo gobierno en Italia, que está denunciando los dictados de austeridad de la Unión Europea y se está uniendo a la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China.

Es claro que Coats ataca también a Trump por insistir en que tiene la intención de que Estados Unidos sea “amigo” de Rusia y China, lo cual es una amenaza directa a la división mundial establecida por los británicos que tanto aman Coats y sus amigos neoconservadores republicanos, al igual que sus amigos neoliberales demócratas.

Coats también mintió en varios frentes y Trump respondió:

* Coats dijo: “Seguimos evaluando que es poco probable que Corea del Norte renuncie a todas sus armas nucleares y capacidades de producción, incluso en el momento en que trata de negociar pasos parciales de desnuclearización para obtener concesiones decisivas internacionales y de Estados Unidos”. Esto acusa abiertamente a Trump de haber sido engañado por Kim Jong-un para hacer concesiones. Trump tuiteó en respuesta: “El tiempo dirá qué va a pasar con Corea del Norte, pero al final del gobierno anterior, las relaciones eran horrendas y estaban a punto de ocurrir cosas verdaderamente malas.... Ahora es una historia totalmente diferente. Espero reunirme pronto con Kim Jong-un. Se están logrando avances. ¡Una gran diferencia!. La relación con Corea del Norte con Estados Unidos es la mejor que nunca. Sin pruebas, obteniendo restos, devolviendo rehenes. Una posibilidad decente de que se logre la desnuclearización”.

* Coats dijo que el EIIS “explotará cualquier reducción en la presión antiterrorista para fortalecer su presencia clandestina y acelerar la reconstrucción de capacidades decisivas... Es muy probable que el EIIS continúe llevando a cabo ataques en el extranjero desde Iraq y Siria en contra de adversarios regionales y occidentales, incluyendo Estados Unidos”. Esta es claramente una declaración de que la intención de Trump de retirarse de Siria (y Afganistán) es un error terrible, que va a ser responsable de los ataques futuros del EIIS en contra de E.U. Trump respondió: “Cuando yo asumí como Presidente, el EIIS estaba fuera de control en Siria y hacía lo que quería. Desde entonces hemos tenido avances tremendos, en especial en las últimas 5 semanas. Muy pronto habremos destruido el Califato, algo impensable hace dos años. Las negociaciones están procediendo bien en Afganistán después de 18 años de lucha”.

Trump rechazó también el alegato de Coats de que Irán “pudiera reanudar sus actividades nucleares” porque Trump se salió del acuerdo con Irán. Trump respondió que, cuando él asumió su cargo, Irán estaba “causando problemas por todo el Medio Oriente y más allá” pero ahora “es MUY diferente” debido a su posición dura. Calificó a la comunidad de inteligencia de “extremadamente ingenua” y sugirió que deben “ponerse a estudiar de nuevo”. Aunque esto lo dijo en relación a Irán, claramente se puede aplicar a todos los ataques de Coats al proceso de paz que Trump está encabezando.

Veamos lo que está ocurriendo alrededor del mundo. Los “conflictos perpetuos” establecidos por el imperio británico para mantener al mundo dividido y en guerra, se están derrumbando uno tras otro, bajo la intervención directa de Trump: el asombroso proceso de paz con Corea que se logró mediante la cooperación de E.U., China y Rusia; la horrible guerra insalvable en Afganistán que finalmente pudiera llegar a su fin mediante negociaciones; el fin del derramamiento de sangre en Siria, por haber rechazado el “cambio de régimen” a favor de derrotar el terrorismo.

Esta es también la única forma de entender los peligrosos acontecimientos en Venezuela. El autoproclamado nuevo presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, es un candidato manchuriano, creado por los servicios de inteligencia británicos y estadounidense en los últimos 15 años, y forma parte explícitamente del intento de golpe británico en contra de Trump, para impedir que siga haciendo las paces, y tratar de voltearlo en contra de China y Rusia de nuevo, esta vez en territorio americano.

Trump es el único obstáculo que hay entre la raza humana y una guerra nuclear, provocada por un desesperado imperio británico. Sin importar cuáles sean sus peculiaridades, debemos defender su posición valiente en contra del partido bélico. Como hemos insistido repetidamente, la mejor forma de derrotar el intento de golpe del imperio es que el Presidente de a conocer todos los documentos del Rusiagate y deje al descubierto ante los ojos del mundo los crímenes de la inteligencia británica contra la república de Estados Unidos.