Estados Unidos y Rusia discuten sobre el Tratado INF en Ginebra

17 de enero de 2019

16 de enero de 2019 — Representantes de Estados Unidos y de Rusia se están reuniendo en Ginebra para adelantar pláticas interinstitucionales sobre el Tratado INF (Tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio), según informó TASS el martes 15. La delegación rusa la encabeza el viceministro de Relaciones Exteriores Sergey Ryabkov; la delegación estadounidense la preside la subsecretaria de Estado sobre Control de Armas y Seguridad Internacional, Andrea L. Thompson. TASS destaca que la reunión en Ginebra será la primera vez que se reúnen desde que Thompson fue nombrada.

Según TASS, Ryabkov le dijo ayer a los reporteros en Moscú el lunes 14 que “nos complace destacar que la parte estadounidense ha aceptado finalmente sostener estas consultas después de diversas invitaciones de nuestra parte”. Ryabkov habló en el momento en que se anunció la reunión entre Estados Unidos y Rusia “En condiciones en donde se nos presentan diversos ultimátum, precondiciones, exigencias, nosotros hemos demostrado una considerable buena voluntad... Eso se debe a que no es el género, el estilo, el enfoque correcto, para buscar la resolución de un problema complicado. Hemos tenido suficiente buena voluntad, estamos listos para trabajar en serio y vamos a ver qué sucede mañana”.

Según la reseña de prensa de TASS del martes 15, Izvestia informó que los funcionarios rusos están subrayando que Rusia no va a responder a ultimátum, como el proclamado por el secretario de Estado Mike Pompeo el 4 de diciembre, en donde le daba 60 días a Rusia para que volviera a cumplir de nuevo con el tratado, o si no. “Nosotros le ofrecimos a los estadounidenses discutir los problemas en la mesa de negociaciones. Por el contrario, el darnos ultimátum no tiene sentido. A juzgar por sus declaraciones, están haciendo todo lo posible para destruir el sistema existente dentro del Tratado INF” dijo una fuente diplomática rusa. Izvestia también destacó que el tema del tratado debe ser discutido a nivel presidencial, pero que se perdió la oportunidad de hacerlo durante la reunión del G-20 en Buenos Aires cuando se canceló la esperada reunión Trump- Putin. “No se puede resolver el problema sin discutirlo, si es que Washington tiene algún deseo de resolverlo en todo caso” dijo la fuente.

El otro punto que destacó Izvestia es que todos los expertos consultados por el periódico estuvieron de acuerdo en que el problema se puede resolver, pero que tiene que haber voluntad en ambas partes.