Funcionario sirio confirmó las pláticas con los curdos

11 de enero de 2019

11 de enero del 2019 –- Por primera vez, un funcionario del gobierno de Damasco confirmó que se están llevando a cabo pláticas con los curdos. Reuters informa que Faisal Mekdad, viceministro de Relaciones Exteriores sirio, le manifestó ayer en Damasco a la prensa que está optimista respecto al eventual resultado de estas pláticas, en las que Rusia juega papel de mediador. “Creo que siempre debemos ser optimistas. Las experiencias pasadas no fueron alentadoras. Sin embargo las cosas están llegando a su término”, declaró. Mostró su aprobación a las recientes declaraciones de grupos curdos que afirman que ellos se consideran de hecho parte del Estado sirio y de la nación, y que “las condiciones” son favorables para que ellos retornen al Estado. “Por lo tanto yo siempre soy optimista... Alentamos a estos grupos políticos a que sean sinceros en el diálogo que está ocurriendo ahora entre el Estado sirio y estos grupos, tomando en cuenta que no existe otra alternativa”. Reuters añadió que la semana pasada, un político curdo de alta jerarquía les dijo que, durante las reuniones recientes en el Ministerio de Relaciones Exteriores en Moscú, Rusia, los grupos curdos habían presentado un “mapa de ruta” para llevar a cabo los acuerdos con Damasco.

La agencia de prensa Al Masdar News, cita una fuente de Damasco que informó que las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) (en gran medida formadas por curdos) recientemente intensificaron las conversaciones con el gobierno para intentar resolver sus desacuerdos y conseguir un acuerdo pacífico. Según la fuente, las FDS, están trabajando con Damasco para evitar una invasión militar turca en la zona norte del país, al mismo tiempo que están haciendo avances para acabar con el estancamiento político entre las dos entidades. La fuente dijo que las FDS persiguen la autonomía política en sus zonas, sin embargo no desean separarse del Estado sirio. A su vez, el gobierno sirio rechazó la idea de una federación, aunque aparentemente está abierto a que haya un control conjunto de las zonas en manos de las FAS hasta que la guerra haya terminado.