EU y México debatirán sobre soluciones a la crisis de inmigración

29 de noviembre de 2018

29 de noviembre de 2018 — Hay una oleada de actividad diplomática actualmente en torno al tema de cómo resolver la crisis terrible de la inmigración centroamericana, que ha creado una situación de desestabilización en México, y una crisis en la frontera mexicano-estadounidense.

El 2 de diciembre, un día después de que Andrés Manuel López Obrador (AMLO), sea juramentado como Presidente de México, el secretario de Estado, Mike Pompeo, estará en Ciudad de México para reunirse con el nuevo secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, para conversar sobre ese tema.

Según Reuters, Pompeo confía que está cerca de conseguir un acuerdo de parte del gobierno de AMLO, en el que México podría establecer centros de tramitación en el país, y los inmigrantes centroamericanos podrían esperar allí mientras se tramitan sus solicitudes de asilo. Sin embargo, dentro de México, no existe un acuerdo general sobre esta propuesta.

Otra propuesta que se ha planteado, es la idea de llevar a cabo un Plan Marshall para garantizar el desarrollo de México –en especial la zona sur del país— y los tres países del “triángulo norte” de Centroamérica, a saber, El Salvador, Honduras y Guatemala. Según varios medios de comunicación tradicionales, Ebrard quiere incluir a Canadá y a Estados Unidos en la propuesta del Plan Marshall, que requeriría una inversión de $20 mil millones de dólares para el sur de México, y otros $20 mil millones de dólares para las tres naciones mencionadas de Centroamérica. Reuters informa que miembros del equipo de transición de AMLO, liderado por Ebrard, vienen discutiendo esto con funcionarios estadounidenses y lo van a abordar en la reunión que tengan el 2 de diciembre con Pompeo. Ebrard había señalado que un programa de desarrollo regional podía no ser exactamente un Plan Marshall, pero sería similar en términos de la magnitud del esfuerzo requerido para abordar los problemas de la región.

Además, el 1º de diciembre, en la Ciudad de México, los jefes de Estado de las tres naciones del Triángulo Norte, junto con López Obrador, van a firmar oficialmente un Plan de Desarrollo Integral de Centroamérica, elaborado en la reunión de ministros de Relaciones Exteriores de estas tres naciones, el 23 de noviembre en Guatemala, para tratar las causas y las soluciones a la desgarradora pobreza y la violencia que aflige a la región y que lleva a las personas a emigrar.

Según El Diario de Coahuila, también presentarán este documento en la Conferencia Intergubernamental para el Pacto Mundial sobre Migración, en Marrakech, Marruecos, y que será patrocinada por la Asamblea General de las Naciones Unidas. El plan tiene el respaldo oficial de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), organismo que depende de la ONU, y cuyo director, Alicia Bárcena, estuvo en la reunión del 23 de noviembre en Guatemala.