Grietas más profundas en los casos de corrupción contra la ex Presidente de Argentina

17 de noviembre de 2018

17 de noviembre del 2018 — En seis casos de corrupción inventados en contra de la ex Presidente de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, es tan claro que la evidencia en su contra fue inventada, que los casos no se pueden defender en un tribunal. El 8 de noviembre, el juez federal Sebastian Casanello, falló que las acusaciones contra Fernández por lavado de dinero, en el caso que involucraba al empresario Lázaro Báez, "no tienen mérito" porque no existe evidencia alguno de ello.

Hay cada vez más comentarios, incluso de parte de periodistas y personajes políticos hostiles en el sentido de que muchos de los casos en contra de Cristina Fernández, en los que se le presenta como el político más corrupto de la historia de Argentina, se pasaron de la cuenta, y están perjudicando la imagen del Presidente neoliberal Mauricio Macri. De hecho, se está poniendo en duda toda la operación de Macri y su sistema de justicia cómplice, que crearon su propia versión de la operación brasileña Lava Jato (la operación política “anticorrupción” de Brasil dirigida por el Departamento de Justicia de Estados Unidos y el FBI), mediante la cual muchos empresarios han pasado por los tribunales de Buenos Aires para "confesar" que sobornaron al gobierno de Fernández.

La "evidencia" en uno de los casos en contra de Fernández consiste en las fotocopias de unos cuadernos (no los cuadernos propiamente) que el chofer de uno de los ex funcionarios gubernamentales afirma que recopiló para mostrar que había empresarios que estaban sobornando al gobierno de Fernández a cambio de contratos en obras públicas. El periodista Carlos Pagni, que escribe para el diario anglófilo La Nación, señaló en su publicación electrónica "Odisea Argentina" del 12 de noviembre, que el cuento del cuaderno "se va complicando un poco" para Macri, "porque los fiscales no terminan de conseguir las pruebas para que sea contundente la condena y la imputación". En declaraciones que reportó iProfesional el 5 de noviembre, la ex ministra de Relaciones Exteriores, Susana Malcorra, también advirtió sobre el "abuso" del arresto preventivo, dado que hoy se está implementando ampliamente en Argentina, y se ha utilizado extensivamente en la operación Lava Jato en Brasil, lo cual calificó de "preocupante" y "peligroso".