Sergio Moro, juez de Lava Jato y pieza del DOJ será el "súper ministro de Justicia" del gobierno de Bolsonaro

2 de noviembre de 2018

2 de noviembre del 2018 — El juez Sergio Moro, pieza del Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ), que en los últimos dos años dirigió la operación “anticorrupción” Lava Jato para aplastar a las instituciones brasileñas, anunció el jueves 1º de noviembre que aceptó la invitación del Presidente electo Jair Bolsonaro para formar parte de su gobierno. El asumiría el cargo de “super ministro”, posición que combinaría los ministerios de Justicia y Seguridad Pública, Contralor General y el Consejo de Control de Actividades Financieras (COAF) —que actualmente depende del Ministerio de Hacienda— que se convertirían en una sola institución. Esto no presagia nada bueno para Brasil.

Moro anunció su decisión luego de una reunión de una hora y media con Bolsonaro en Río de Janeiro, acompañado por el próximo ministro de finanzas, el economista neoliberal Paulo Guedes. Este último había puesto atención a Moro durante la reciente campaña electoral, y le recomendó a Bolsonaro que lo considerase para un cargo ministerial.

En una declaración emitida ayer, Moro dijo que para él era un “honor” aceptar la invitación de Bolsonaro, y que su aceptación estaba sustentada en la “perspectiva para implementar un fuerte programa anticorrupción y en contra del crimen, respetando la Constitución, las leyes y los derechos ciudadanos”. En particular recalcó que para él, unirse al nuevo gobierno significaría “consolidar el avance contra el crimen y la corrupción de los últimos dos años y eliminar cualquier riesgo de retroceder, [que sirva] a un bien mayor”. Más tarde, Bolsonaro tuiteó que el programa anticorrupción de Moro y el respeto a la Constitución, serán un faro que iluminará este gobierno.