Putin estimula la autosuficiencia agrícola en reunión de Stavropol; ganancias por exportaciones agrícolas rusas superaron venta de armas del 2017

1 de noviembre de 2018

1 de noviembre del 2018 — A principios de octubre, el Presidente Vladimir Putin asistió a una reunión sobre agricultura en el Territorio de Stavropol, una de las regiones agrícolas más importantes de Rusia, y repasó los avances que se han hecho en los últimos cinco años, y las “metas estratégicas” que hay que alcanzar. Informó de cómo la producción agrícola nacional creció 20% en el período de los últimos cinco años, y dijo que “esto es un avance, sin ninguna exageración, un verdadero avance”. Putin recalcó esto al comentar sobre la producción y exportación durante el 2017, que “las exportaciones de productos alimenticios y de mercancía agrícola aumentaron un 21 % y superaron los $20 mil millones de dólares. Hasta hace muy poco esto parecía algo imposible. Déjenme recordarles: El total de nuestra venta de armas, que siempre ha sido una razón de orgullo, fue de $15 mil millones de dólares. Los productores agrícolas superaron este volumen de exportación en $5 mil millones de dólares”.

Sin embargo, el aumento de las exportaciones fue una cuestión secundaria, en relación al logro fundamental del que Putin habló, que fue el aumento de la capacidad del sector agrícola a satisfacer las necesidades de consumo a nivel nacional. El sitio electrónico del Kremlin publicó su discurso completo de la reunión del 9 de octubre, titulado, “Reunión sobre desarrollo agrícola: Sobre las medidas para hacer posible el potencial de la agroindustria rusa”. Al acto asistieron líderes del sector agrícola. El ministro de Agricultura, Dmitry Patrushev, estuvo a cargo de dar el informe principal. Estas reuniones regionales de agricultores se hacen de manera regular.

En comentarios que hizo en otros lugares, Putin mantuvo en perspectiva el hecho de que la cosecha nacional de granos de este año alcanzó un total de 105 millones de toneladas métricas (mtm), lo cual es 30 millones de toneladas métricas menos que lo que fue la magnífica cosecha de granos del año pasado que totalizó 135.5 mtm. Principalmente debido a la adversidad del clima; sin embargo, la cosecha de 105 mtm de este año todavía supera el promedio de diez años, y representa un incremento en la capacidad de producción. Rusia es uno de los países a la cabeza de la exportación de cereales.

Sobre el abastecimiento alimenticio nacional, Putin dijo: "Aquí tenemos algunos hechos: En el 2017 los indicadores de autosuficiencia fueron los siguientes: 170.8% en cereales; 153.1% en aceite vegetal; 105.2% en azúcar; 93% en carne y productos derivados de la carne; 87% en papas; 85.9% en vegetales; y 82% en leche y productos derivados de la leche.

"Como pueden ver en las cifras que he citado, todavía no somos completamente autosuficientes en algunas áreas, principalmente en los vegetales y las frutas, los productos derivados de la lecha y la carne de res.

"Para que los productores rusos puedan ampliar su presencia en el mercado nacional y adentrarse en mercados internacionales hay que trabajar de manera consistente". Con respecto a lo último, Putin mencionó como buenas posibilidades de exportación , “direcciones prometedoras como China, India y los países del Sudeste de Asia, Africa y el Golfo Pérsico.

"Dejen que les recuerde que la Orden Ejecutiva de mayo estableció como meta elevar las exportaciones agroindustriales a $45 mil millones de dólares al año para el 2024. Esto es una tarea bastante difícil. Dado el volumen actual de $20 mil millones de dólares, alcanzar los $45 mil millones de dólares para el 2024 es un desafío importante. Es necesario ampliar la línea de suministros y aumentar el intercambio de bienes de alto valor agregado”.

Putin identificó varios aspectos del impulso para aumentar la producción agrícola rusa, entre otras elevar los niveles de destreza de los agricultores, el despliegue de mejor maquinaria y procesamiento de alimentos, y “dar financiamiento a los agricultores que se están instalando y para las empresas agrícolas ya existentes en forma de ayuda económica, y también subsidios para ampliar la actividad de las cooperativas, y la creación de los centros de competencia para dar ayuda consultiva a los agricultores”.

Putin no habló del impacto de las sanciones internacionales en el sector agrícola ruso. Hay muchas historias buenas sobre cómo han evadido varias de las sanciones y restricciones a la importación como con una llave de judo. Por ejemplo, cuando Dadone, el gran conglomerado francés estaba en la lista de quienes tenían prohibido que sus productos fueran a Rusia, Danone se las arregló para que Rusia importase 100,000 cabezas de vacas lecheras, con las cuales desarrollaron una capacidad cuya producción se agrega al consumo nacional ruso y a la exportación de productos especiales. De la gastronomía rusa, los helados rusos son todo un éxito en China, informa el noticiero de CGTN.