Es hora de que México se una a la Iniciativa de la Franja y la Ruta

4 de octubre de 2018

4 de octubre de 2018 — Hay cada vez más discusión en torno a lo que podría significar para el futuro de la nación el que México se una a la Iniciativa de la Franja y la Ruta (IFR) de China.

En un artículo de opinión en la versión en español del periódico China Daily, del 29 de septiembre, el profesor Arturo Montero de la Universidad del Tepeyac, de México, argumenta que México se beneficiaría enormemente si se uniera a la Iniciativa de la Franja y la Ruta. Luego de repasar la historia de la antigua Ruta de la Seda, en donde destaca el papel de los galeones de Manila, las “Nao”, que en el siglo 17 salían de Las Filipinas para llegar al puerto de Acapulco en el Pacífico mexicano, Montero señala que hoy la presencia de China en Iberoamérica es cada vez más importante y ha llevado a una significativa cooperación entre estas dos regiones del mundo.

“Sin duda, somos muchos en el mundo los que queremos ver una América Latina aliviada de la pobreza y las enfermedades, no queremos ver a nuestros jóvenes migrando por miles a Estados Unidos, donde las fronteras se cierran cada día más, estamos perdiendo nuestra mayor riqueza. Queremos también preservar el ambiente con una economía bien planeada, que no destruya los bosques y que proteja a las especies en peligro de extinción, porque la biodiversidad no es sólo un patrimonio de América o de México, es un patrimonio de toda la humanidad. Estoy seguro que la Nueva Ruta de la Seda es el componente necesario para alcanzar el desarrollo de mi país y la prosperidad en el Mundo”.

De forma similar, Liu Baocheng, director del Centro de Ética de Negocios de la Universidad Internacional de Negocios y Economía de China, recomienda que dados los acontecimientos recientes en el marco de la firma de un nuevo acuerdo comercial entre México, Canadá y Estados Unidos, este sería el momento para que México se una a la Iniciativa de la Franja y la Ruta. Al unirse a la Franja y la Ruta, México podría tener una cooperación más amplia en el campo de la innovación tecnológica y construir en conjunto proyectos de infraestructura, en tanto se promueven las industrias de servicios y el turismo, dijo Liu, según informó el diario El Financiero el 30 de septiembre. La obtención del crédito se podría facilitar por medio de la IFR, recalcó, y México podría aprovechar las ventajas del entrenamiento de sus trabajadores y de las becas de estudio que China ofrece a los funcionarios gubernamentales, a profesionales y a estudiantes en una gran diversidad de campos de estudio.