Senadores señalan: Feinstein, su equipo, y abogados de la Ford serán investigados

2 de octubre de 2018

2 de octubre de 2018 -– El senador Tom Cotton (republicano por Arkansas) dijo el domingo 30 de septiembre en el programa Meet the Press de CBS News que en el manejo que han hecho sobre la postulación de Brett Kavanaugh a la Corte Suprema, “los demócratas han convertido el proceso de aconsejar y aprobar, en una misión para perseguir y destruir” y con ello “han desgraciado este proceso y al Senado de Estados Unidos”. Dijo que los abogados de la testigo Christine Blasey Ford “van a enfrentar una investigación del Colegio de Abogados de Washington, DC, por mala conducta”, y que la “[Senadora] Dianne Feinstein y su personal van a enfrentar una investigación para indagar por qué filtraron” la carta de acusación que Blasey Ford les había enviado de modo confidencial.

Cotton explicó que la Comisión Judicial del Senado tenía “un proceso muy bien establecido de confidencialidad”, y que en vez de respetar la petición de confidencialidad de Blasey Ford, la senadora Feinstein y otros demócratas actuaron para crear el circo del que toda la nación fue testigo el jueves 27 de septiembre. En vez de planificar una investigación discreta de las acusaciones que se encuentran en la carta, ellos la filtraron a los medios de comunicación. Luego de haber hecho eso, le recomendaron unos abogados a Blasey Ford, quienes, como explicó el presidente de la Comisión Judicial del Senado, Charles Grassley (republicano de Iowa), durante la audiencia, estos no le explicaron a Ford que la comisión estaba dispuesta a enviar sus representantes a California para entrevistarla, de modo que ella pudiera evitarse el espectáculo público. Ese fraude en contra de su cliente es en lo que se sustenta la investigación del Colegio de Abogados de DC, a la que Cotton hizo referencia.

El entrevistador de la CBS, John Dickerson, mostró todo el carácter de la campaña para aplastar a Kavanaugh, al interrumpir repetidamente al senador Cotton, con el alegato de que, el hecho de que no aceptaran de manera automática las acusaciones no fundamentadas de Blasey Ford, iba a desanimar a todas las demás víctimas de abuso, porque no presentarían sus demandas.

El mismo domingo 30 de septiembre, el senador republicano de Carolina del Sur Lindsey Graham dijo en el programa Sunday Morning Features de la cadena Fox News, que le pedirá al presidente de la Comisión Judicial del Senado, Charles Grassley, “llegar hasta el fondo del asunto de cómo se secuestró el proceso de esta audiencia”. En el programa Graham leyó unas notas sobre la conversación con Blasey Ford, en la cual ella dijo que “agradezco que usted me haya ofrecido eso [ser entrevistada en California]. Yo no tenía claro de qué se trataba el ofrecimiento”. Luego leyó una correspondencia entre la Comisión y los abogados de Ford, en donde se establece que el ofrecimiento era muy claro, y que la respuesta de los abogados fue que “la doctora Ford me ha pedido que les haga saber que ella agradece los varios ofrecimientos que le hicieron”. Graham también llamó la atención sobre una declaración de Ford durante la audiencia, en el sentido de que la senadora Feinstein fue quien le recomendó a Ford que contratara a la abogada Debra Katz, porque es totalmente impropio que un senador le recomiende un abogado a una persona de sus bases de votantes.